scorecardresearch

El coronavirus vuelve a parar las competiciones

M.B
-

El UEMC Pucela Basket, el más afectado, con cuatro aplazados, aunque en el global ya son once

BM Mordreve - BM Aula Cultural. - Foto: Valentín G. de Garibay

El deporte provincial no se ha librado de verse afectado por la sexta ola de la covid. Los principales clubes de Valladolid sortearon bien el inicio de sus temporadas y, a pesar de algunos positivos puntuales, mantuvieron el calendario hasta mediados de diciembre, en pleno repunte de positivos. Ahí comenzó la escabechina, que ha llevado ya a aplazar más de una decena de encuentros desde que el UEMC Real Valladolid Baloncesto anunciase que no iba a poder jugar ante Iraurgi ISB por la detección de los dos primeros casos en su plantilla, que luego aumentaron a cuatro, más el técnico, Roberto González.

Precisamente el conjunto de la LEB Oro es el más afectado, con cuatro encuentros aplazados. Al de Iraurgi, ya jugado esta semana, se unió el del CB Prat en casa (que recuperará el 19 de enero), el del TAU Castelló a domicilio y el del CB Almansa con Afanion, también en Pisuerga, que no tienen fecha aún. De hecho, la Federación Española de Baloncesto se vio obligada a anunciar flexibilidad y facilidades para disputar todos los partidos aplazados, ampliando el límite de la primera vuelta una semana más, hasta el 30 de enero, sumando 7 días más de margen.

El segundo conjunto más afectado ha sido el Recoletas Atlético Valladolid, que vio cómo se aplazaban sus dos últimos partidos del año pasado en diciembre, el de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey ante el Handbol Sant Quirze (jugado este miércoles y ganado por los pucelanos) y el del Bidasoa de la Liga Sacyr Asobal, que recuperará el 24 de febrero. Ambos tras la detección de cuatro positivos por la covid dentro de su plantilla cuando ya se encontraba en Barcelona para jugar aquel primer encuentro copero.

Roberto González, técnico del UEMC Pucela Basket, no se ha librado de una semana de baja por el coronavirus. Roberto González, técnico del UEMC Pucela Basket, no se ha librado de una semana de baja por el coronavirus. - Foto: realvalladolid.esEl otro conjunto vallisoletano de balonmano en la máxima categoría, el Caja Rural Aula Valladolid, no ha podido comenzar el año disputando el encuentro de la undécima jornada de la Liga Guerreras Iberdrola, previsto para el pasado lunes, 10 de enero, ante el Balonmano Elche. El conjunto ilicitano comunicó cinco positivos por covid, así que la fecha del regreso a la competición del cuadro de Peñas se retrasa hasta el 22 de enero, cuando las blanquiazules recibirán al KH7-Balonmano Granollers.

El Caja Rural CPLV tuvo que pedir el aplazamiento de la última jornada del año en Castellón, por casos covid en su plantilla. Ya lo ha recuperado con victoria que le permite seguir líder de la Liga Elite masculina de hockey línea.

Mientras que los dos clubes de rugby han visto trastocados sus planes. Primero el VRAC Quesos Entrepinares, que acordó junto al Técnico Rugby luso posponer la final de la Copa Ibérica, prevista para este jueves, 30 de diciembre, «debido al número de positivos por covid-19». Y esta semana el SilverStorm El Salvador, tras detectar cinco positivos (los mismos que La Vila), tuvo que posponer su choque liguero de arranque del año. 

El último ha sido el Fundación Aliados, que no puede jugar este fin de semana ante el Amiab Albacete ante la aparición de varios casos de covid en los albaceteños.