scorecardresearch

Duelo por la permanencia en el Martínez Valero

M.B
-

El Real Valladolid visita este miércoles (21.00 horas) al Elche. Los blanquivioleta, ahora en puestos de descenso, se midan al penúltimo clasificado

Joaquín celebra el 2-2 del José Zorrilla en la primera vuelta. - Foto: LaLiga

Una final. Nadie lo oculta. Ni el Real Valladolid ni el Elche. Ni Sergio González ni Fran Escribá. Lo que vivirán este miércoles, a partir de las 21.00 horas, ilicitanos y pucelanos en el Martínez Valero es una final en toda regla. Por mucho que luego queden 7 jornadas. Por mucho que el que gane no esté salvado ni el que pierda, descendido. 

"El Real Valladolid afronta la que se puede catalogar como la primera 'final' de esta temporada, cuando restan ocho encuentros para que llegue el desenlace de la misma". Así rezaba ayer la página web oficial del Real Valladolid. "Quiero que vivamos el partido como si fuera una final", decía el técnico del Elche.

Pues eso. Ambos están en puestos de descenso. El Real Valladolid cayó a ellos tras la victoria del Alavés del pasado domingo y después de que su partido, de la jornada 33, se aplazase porque el Athletic andaba en la final de Copa. El Elche le sigue, a un punto y un puesto por debajo. Además, estará en juego el average, tras el 2-2 de la primera vuelta.

Para este encuentro, Sergio González no podrá contar con los lesionados Weissman, Javi Sánchez ni El Yamiq, además de la lesión de larga duración de Raúl Carnero; y no dará a conocer la convocatoria hasta instantes antes de la disputa del encuentro. Joaquín, Kike Pérez, Luis Pérez, Míchel, Plano e incluso Kiko Olivas podrán estar entre los elegidos.

Mientras, el conjunto ilicitano llega más obligado a la cita, ya que cuenta con un partido más y un punto menos que su rival, si bien en caso de sumar la victoria lograría salir de las últimas tres plazas, donde caería preciasamente el Pucela. El Elche afronta el partido en un mal momento, tras haber enlazado seis encuentros sin ganar y dos derrotas consecutivas ante rivales directos como Huesca y Osasuna, que superaron a los ilicitanos con claridad, informa Efe.

Para el grupo que entrena Escribá el partido es una final y solo vale la victoria, ya que cualquier otro resultado dejaría al equipo ilicitano con muy poco margen de error y obligado a depender de sus rivales para salvarse. Recupera para este partido al extremo Fidel Chaves, sancionado ante Osasuna, pero no podrá contar por segunda jornada consecutiva con el delantero argentino Guido Carrillo, lesionado.

Tras la mala imagen ofrecida en Pamplona es probable que el técnico valenciano introduzca varios cambios en el equipo, como los del regreso de Gonzalo Verdú al eje de la defensa, la vuelta de Fidel o la presencia de Piatti.

La gran incógnita estará en la portería, donde el argentino Paulo Gazzaniga relevó por sorpresa la pasada jornada a Edgar Badía, titular durante todo el campeonato.