scorecardresearch

La aldea de los colores

Ernesto Escapa
-

La aldea de los colores

En Pozuelo, la Orden de su apellido divide a los curiosos, que se apuntan en bloques parejos a atribuir su dominio a Santiago o a San Juan de Jerusalén, aunque en el empedrado de la ermita de Santa Ana se dibuja la cruz de los hospitalarios.

Sin embargo, lo que consta es que la infanta doña Elvira donó su señorío al cabildo isidoriano de León, por haber hecho alto en el pueblo las reliquias del santo en su viaje desde Sevilla. Aprovechando la estancia, San Isidoro, que no hace mucho fue propuesto como patrón de Internet, alivió una epidemia a los de Villafrechós, que en gratitud siguen acudiendo cada año a celebrar la Pascuilla con los de Pozuelo, quince días después de Jueves Santo.  

En este confín de Tierra de Campos, donde no hace tanto desapareció el pueblo de Almaraz, los nombres revelan aspectos que el tiempo ha vuelto opacos. El arroyo Marrandiel alude sin tacha a la vocación marranera de Palazuelo de Vedija, mientras la granja de Santa Eufemia evoca el retiro perdicero de los jesuitas de Villagarcía, donde el Padre Isla le daba a la escopeta, o Pozuelo apunta al lagunajo de su entrada, que más tarde y según el verano avanza se va quedando seco. El arroyo Navajos, que disimula la cruenta denominación de Ahogaborricos, fue rebautizado por los diseñadores de la concentración parcelaria, que le encauzaron las crecidas, como arroyo Bustillo, porque Bustillo de Chaves es el primer núcleo que visita desde su manantial al pie del monte Navajos, cerca de Palencia. Son algunos de los espejismos que al viajero sorprenden en la Tierra de Campos, donde casi nada resulta ser lo que parece.

Un collar lacustre adorna esta primavera la estampa de adobe de Pozuelo, que guarda en la ermita de Santa Ana una sorpresa de policromía insospechada. La historia ha sido generosa con Pozuelo, dejando en el pueblo testimonios de una belleza extraordinaria. Y eso, a pesar de las menguas. El viejo templo de Santo Tomás es ahora un montón de adobe y tapiales maltrechos, pero buena parte de su tesoro se trasladó al nuevo templo de ladrillo. Aunque hay que advertir que falta lo mejor, el retablo de 24 tablas ensambladas por Giralte trasladado a León en el pasado siglo. Lo demás que el arquitecto Torbado no quiso para San Isidoro de León, se acomodó con gusto en la nueva iglesia del pueblo, un discreto templo de ladrillo. Destacan, sobre todo, un par de crucifijos y los restos del coro con sus adornos policromados. También se conserva el santo Tomás gótico que presidía el retablo llevado a León.

Pero la gran sorpresa del pueblo la guarda la ermita de Santa Ana, a medio kilómetro de un paseo que arranca junto a la laguna. Una actuación de la Fundación del Patrimonio rescató las pinturas que cubren sus muros, el camarín de la Virgen, la excepcional armadura mudéjar de la techumbre, el coro y la cancela. Su interior ofrece un recinto sorprendente, pavimentado en el diecisiete con azulejos de Talavera. Alrededor la recorre un pórtico donde se rezaba el vía crucis, que se engalana a la entrada con media docena de columnas. La esquila de esta ermita, ahora situada en un campanil exento, tenía el poder de alejar con su toque los malos nublados. Pero la ruidosa granizada que golpeó al pueblo con una ferocidad devastadora en mayo de 2007, hizo pensar que la mudanza de la restauración le había hurtado esa facultad. Los lagunajos de Pozuelo, que se ven en la salida de Cabreros y en el camino hacia Cotanes, carecen del empaque lacustre de estos dos pueblos vecinos, pero en las primaveras lluviosas convocan a una ruidosa manada de patos.

DATOS PRÁCTICOS

Llegar. A Pozuelo de la Orden se accede desde Tordehumos a través de la VA-5007. También desde la autovía del Noroeste (km 227), tomando el desvío por Cotanes, entre Villardefrades y Villalpando.  

Comer. En Tordehumos, El Cruce (983 714 280). En Santa Eufemia del Arroyo, Caserío de Santa Bárbara (983 716 098). En Villabrágima, Ursi (983 714 002). En Castroverde de Campos, Mesón El Labrador  (980 664 653).

 Turismo rural. En Santa Eufemia del Arroyo, Caserío de Santa Bárbara (699 569 152) y Antigua Casa Sindicato (983 716 107). En Palazuelo de Vedija, Fuerte de San Mauricio (618 497 632) Y LA Huerta 615 149 703. En Tordehumos, El Arriero (983 714 293) y Don Agustín (983 714 586). En Villabrágima, Ursi (983 714 002).