Duque de la Victoria cede un carril a los peatones

M.Rodríguez
-

La reducción del tráfico que conllevará la peatonalización del entorno permite crear un itinerario peatonal entre Plaza España y Claudio Moyano en plataforma única

Obras en las calles Claudio Moyano y Duque de la Victoria - Foto: Jonathan Tajes

GALERÍA

Obras en las calles Claudio Moyano y Duque de la Victoria

La peatonalización de las calles Constitución, Menéndez Pelayo y Claudio Moyano, que ya está en marcha, tiene efectos colaterales también en la calle Duque de la Victoria. De hecho, las obras para crear un itinerario peatonal en esta calle, donde ya se ha reducido sensiblemente el tráfico por la peatonalización de la Plaza Mayor, están casi terminadas y dejan todo su recorrido con un solo carril. El nuevo itinerario peatonal es una plataforma única, entre Plaza España y la calle Claudio Moyano, para facilitar la movilidad de los viandantes.
Estas obras entran dentro del plan de peatonalización del Ayuntamiento, que hoy se debatió en el Pleno municipal y que la semana que viene protagonizará una reunión entre el equipo de Gobierno y la oposición. «La intención es peatonalizar esas vías para hacerlas más accesibles, más amables, lo que va a cambiar la fisonomía de estas calles y del entorno. Además, será una intervención muy positiva para el sector del comercio y la hostelería y para la ciudadanía en general, que podrán disfrutar de zonas más seguras para el peatón, más amables y atractivas», explica el concejal de Espacio Público y Movilidad, Luis Vélez.
El área de Movilidad y Espacio público maneja aforos que confirman la «importante» reducción de tráfico en la calle Constitución tras la peatonalización de la calle Regalado. Además, puntualiza que no tendrá afectación en las plazas de aparcamiento porque las que existían en esta calle eran solo para residentes. Lo mismo, apunta, sucede en la calle Claudio Moyano, donde tras la última reforma se habían eliminado todas las plazas de aparcamiento. En esta vía también se ha constatado el «descenso» de tráfico con el cambio de recorrido de los autobuses por la calle Miguel Íscar. «Es una medida que ha tenido buen resultado y hemos comprobado que esta calle tiene capacidad para absorber más tráfico», confirma Vélez.