scorecardresearch

CyL se marca el reto de reducir un 25% la emisión de gases

SPC
-

La Junta aprueba la Estrategia de Economía Circular, que se revisará cada tres años y cuyo objetivo es aumentar la productividad de los materiales en un 20%

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. - Foto: Miriam Chacón ICAL

La Junta se marca como objetivo para 2030 reducir la emisión de gases de efecto invernadero tanto de la industria, como del campo, en un 25 por ciento, y la generación de residuos en un 15 por ciento en la Estrategia de Economía Circular de Castilla y León, aprobada ayer por el Consejo de Gobierno.

Este documento, que se alinea con el 'Plan de Acción de la Unión Europea para la economía circular', establece cuatro líneas estratégicas organizadas en 16 programas de trabajo y 76 medidas concretas para convertir la Comunidad en un territorio competitivo e innovador y libre de emisiones de carbono. Para su financiación se recurrirá, entre otros instrumentos financieros, a los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, al Programa H2020 (Horizon Europe), el Programa LIFE, el Programa Interreg o el Green Deal europeo, como explicó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Las líneas estratégicas son la investigación y eco-innovación para la economía circular; el residuo cero y convertirlo en recurso; nuevos modelos de consumo y relación económica, y la formación, sensibilización y participación. Además, la Junta elaborará planes de acción trienales con actuaciones concretas y dotadas presupuestariamente para el periodo considerado, incluyendo el seguimiento de la estrategia, como informa Ical.

Las acciones contempladas en la estrategia, que se revisarán cada tres años, son aumentar la productividad de los materiales en un 20 por ciento (consumo regional de materiales en relación con el PIB); reducir la emisión de gases de efecto invernadero correspondientes a los sectores de producción (procesos industriales, agricultura y ganadería, tratamiento y eliminación de residuos) un 25 por ciento en 2030, y disminuir la generación de residuos un 15 por ciento.

También busca incrementar la tasa global de reciclado de materiales en un 35 por ciento; incrementar la tasa de circularidad de los materiales en un 40 por ciento, aumentando el retorno de los materiales al final de su vida útil al ciclo económico (incremento de la participación de materiales recuperados sobre los materiales totales procesados en la economía); mejorar un diez por ciento la eficiencia en el uso del agua, y conseguir que al menos el 30 por ciento de las contrataciones públicas incorporen criterios de economía circular.

Análisis

La Junta ha identificado en la estrategia los agentes, sus conocimientos y capacidades, la tipología de proyectos en los que se están especializando y los sectores emergentes de la economía, en base a dichos proyectos. También ha hecho un análisis del metabolismo económico y del flujo de materiales de Castilla y León, lo que servirá de contexto para monitorizar y evaluar el impacto y los resultados de la Estrategia de Economía Circular.