Tildan de "arbitraria" la investigación por el acto del 14-A

D.V.
-

La Asamblea por la Consulta Monarquía/República de Valladolid rechaza la investigación de dos de sus miembros que participaron en un acto el día 14 de abril en la plaza de la Rinconada donde se leyó una carta irónica dirigida al rey emérito

La Asamblea por la Consulta Monarquía/República de Valladolid ha calificado de "arbitraria" la citación, en calidad de investigados, de dos de sus miembros por participar en el acto celebrado el pasado día 14 de abril en la plaza de la Rinconada donde se leyó un comunicado irónico dirigido al rey emérito.

Después de que los dos miembros citados comparecieran el pasado día 28 de abril en dependencias policiales, donde se acogieron a su derecho de no declarar, el colectivo, reunido para analizar las consecuencias de aquel acto reivindicativo, ha recordado que la concentración convocada aquel día supuso el pistoletazo de salida de la celebración del 90 aniversario de la proclamación de la II República.

Apunta igualmente, a través de un comunicado recogido por Europa Press, que el contenido de la carta, cargado de ironía, fue consensuado por los diferentes partidos, asociaciones y personas a título individual que forman parte del colectivo y que en el remite del sobre constaba que quien la enviaba era la Asamblea y su redacción fue sometida al refrendo de la misma.

Pese a ello, censuran que la Brigada de Información de la Policía citó a declarar al lector de la misma y a quien la introdujo en el buzón, en calidad de investigados, no detenidos, por un presunto delito contra la Corona, delito del que es competente la Audiencia Nacional.

Tanto la lectura como la introducción en el buzón, precisa el colectivo, "pudieron haber sido realizadas por cualquiera de los participantes en la concentración", y por eso considera "arbitraria e injusta la decisión de investigar a dos personas concretas, siendo una carta colectiva".

Además, añade que el acto tuvo más policías que participantes. "En principio no entendíamos el motivo, pero ahora consideramos que fue una actuación premeditada para reprimir la crítica que este colectivo, desde su constitución, ha formulado al régimen monárquico español", concluye.