scorecardresearch

El techo de gasto augura unas cuentas por encima de 13.000M€

David Alonso
-

El Ejecutivo autonómico entra en la fase decisiva de los presupuestos del año que viene con un techo de gasto de 11.621 millones para 2022, un 5,84 por ciento más que este ejercicio

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante la rueda de prensa. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

La Consejería de Economía y Hacienda pone a máximo rendimiento sus motores para sacar adelante los Presupuestos de la Comunidad del próximo año, los segundos de la era Mañueco, y que volverán a ser de récord. La aprobación ayer en el Consejo de Gobierno del techo de gasto no financiero del Ejecutivo autonómico hace presagiar que las cuentas autonómicas para el próximo año superarán por primera vez en la historia los 13.000 millones de euros, lo que supondría casi 700 más que el del presente ejercicio, que alcanzó los 12.291 millones. Todo ello después de que el techo de gasto no financiero aprobado también sea de récord, con 11.621 millones de euros, un 5,85 por ciento –unos 650 millones– más que el de este año. Precisamente hoy, 15 de octubre, concluía el plazo límite fijado por el Estatuto de Autonomía para presentar el Presupuesto de la Comunidad, una línea roja que la Junta ya había asumido hace tiempo que cruzaría ante la falta de datos macro delEstado para poder ajustar los PGC de 2022.

Unas cuentas regionales que,  atendiendo a la evolución de los últimos años, serán entre un diez y un quince por ciento superiores a la cuantía del techo de gasto fijado, por lo que los presupuestos de Castilla y León de este ejercicio podrían rondar los 13.000 millones de euros. Una diferencia respecto al techo de gasto no financiero aprobado por la Junta donde se incluyen las operaciones financieras que pretende cerrar el Ejecutivo autonómico durante este curso. 

Y es que, por ejemplo, en 2021, el límite  de gasto no financiero suscrito por el Ejecutivo de la Comunidad fue de 10.980 millones, a los que se sumaron otros 1.300 millones de euros de operaciones financieras. Es precisamente esta cantidad la que tiene que terminar de limar la Junta antes de aprobar el proyecto de ley y llevar sus cuentas ante el Pleno de las Cortes. De hecho, elGobierno regional llevará ahora a la próxima sesión plenaria, que se celebrará este martes, la aprobación del techo de gasto, como paso clave de cara a que los segundos presupuestos de la era Mañueco vean la luz.

Tal y como explicó el consejero de Economía,Carlos Fernández Carriedo, el techo de gasto se ha computado sobre la previsión de un crecimiento económico del 4,9%, una tasa de paro del 12% y un aumento de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo del 2,4% para el próximo año. Además, en el que se recoge entre los ingresos los 190 millones adeudados por el Gobierno del IVA (182 más los intereses de demora).

Escenario prudente

Fernández Carriedo manifestó que se trata de un escenario macroeconómico «realista y prudente» conforme a las estimaciones de los organismos para España y para la Comunidad, si bien subrayó que, aunque la recuperación se ha iniciado y se prevé cerrar 2021 con un incremento del 5,6 por ciento, no será hasta 2022 cuando se alcancen e incluso superen las cifras de 2019. 

Los recursos no financieros del límite de gasto, en el que se recogen los 190 millones pendientes del IVA más los intereses, suman 11.238 millones de euros, un 8,74 por ciento sobre los de este año, de los que 6.862 corresponden a los ingresos del modelo de financiación (1,53 por ciento más), 1.840 a fondos de la Unión Europea (más un 50,44 por ciento), transferencias (1.274 millones (-6,88 por ciento) y otros ingresos 1.261 millones (más 28,13 por ciento).

A este montante se añade el 0,6 por ciento de la capacidad de financiación permitida por el Gobierno para las autonomías, el 0,6 por ciento del PIB, lo que supone 378 millones y 4,42 millones de ajustes de la contabilidad nacional hasta los 11.621 millones totales.

Sin concretar los apoyos

Por otro lado, confió en su aprobación en el pleno de las Cortes de la próxima semana para cerrar «los flecos» de los presupuestos y llevarlos al Consejo de Gobierno, aunque no precisó cuando sería. Tampoco concretó qué apoyos tendrán para su aprobación en las Cortes, dado que PP y Cs perdieron la mayoría absoluta, pero se refirió a las conversaciones con los grupos para tener «unos buenos presupuestos y convencerles para que den el voto a favor».