El primer caso en el Río Hortega agradece el trato recibido

Ical
-

Olga Fuertes, joven de 29 años, que permaneció 12 días intubada, apunta a científicos y sanitarios como "única esperanza" para la sociedad

Olga Fuertes el primer caso de covid-19 en el hospital Río Hortega. - Foto: Ical

El primer caso de covid-19 en el hospital Río Hortega de Valladolid, Olga Fuertes, una joven de 29 años que permaneció 12 días intubada tras haber contraído la enfermedad, apuntó hoy a científicos y sanitarios como “única esperanza” para la sociedad y trasladó su confianza en familiares, amigos y compañeros de trabajo para salir “juntos de manera individual” de esta crisis sanitaria “lo antes posible”. 

Así lo dijo en las Conversaciones de Sublim Comunicación, en las que reconoció que no ha vivido “una situación fácil” tanto por los síntomas como por su estancia en la UCI, la preocupación que se genera en el resto de personas, el miedo por haber contagiado a alguien y por “la sensación de abrazos robados y sensaciones perdidas”. Además, lamentó que la actual “falta de libertad” actual como consecuencia del estado de alarma ha dificultado su recuperación “en la parte más psicológica”. 

Recuerda el momento en el que abandonó la UCI, cuando recibió “un gran aplauso que no olvidaré” por parte del personal sanitario. “Quiero agradecerles el haberme curado y cuidado porque son ellos quienes suplen la falta de seres queridos en el hospital”, aseveró. A su juicio, ahora no es momento de “cambiar cómo éramos” sino de “adaptarnos a esta nueva situación”, y confió en que su caso dé “esperanza a todos los pacientes de covid-19, a sus familiares y amigos que lo están viviendo de cerca” además de “ánimo” a los trabajadores que han estado y continúan “dándolo todo para que funcione”. 

Tras desperar “en un mundo completamente diferente” y ser consciente de haber estado “al límite” obliga a “disfrutar de los pequeños detalles y de esos momentos”, explicó Olga Fuertes, quien no olvida que se trata de “una tragedia” en la que hay “decenas de miles de personas que no han superado la enfermedad” además de que se van a producir “muchos daños y víctimas colaterales también por la crisis económica”, sentenció.