La ACB costaría alrededor de 4 millones de euros

M.B
-

El CBC Valladolid, que sigue a la espera de una decisión federativa, ya conoce los requisitos por ascender. Hay 600.000 de ingresos televisivos

Sergio de la Fuente, capitán del Carramimbre CBC Valladolid. - Foto: CBC Valladolid

Alrededor de 4 millones de euros y convertirse en Sociedad Anónima Deportiva. El Carramimbre CBC Valladolid ya conoce los requisitos que se exige para jugar en la ACB. Lleva tiempo trabajando en ellos, a través de una Comisión de trabajo; y ya ha informado al Ayuntamiento de lo que supondría, en cuanto a gastos y a retorno a la ciudad. 
A expensas de la decisión de la Federación Española sobre la conclusión de la competición en la LEB Oro, el club vallisoletano, con su presidente, Mike Hansen, a la cabeza, ha defendido en todas y cada una de las reuniones con el resto de equipos y la Federación lo mismo: «Somos primeros y hemos estado en ese puesto la gran mayoría de la temporada. Tenemos un informe jurídico que así lo dicta viendo las normas y bases de competición».
Por ello, confía en que una de las plazas de ascenso sea suya. Si finalmente se confirmase, el CBC Valladolid ya sabe el camino a seguir.
Para empezar, el canon. Ya no son los 4,7 millones de hace unos años –sumado el Fondo de Regulación de Ascensos y Descensos–. Ahora se exige 1.7 millones más IVA, a pagar en un plazo de cuatro años. A ello hay que sumar una especie de aval, de algo más de 600.000 euros, para que se hiciese efectivo en el caso de impagos.
Y, por supuesto, un presupuesto mínimo, que ronda los dos millones de euros.
A esas cifras habría que añadir 50.000 euros de derechos de participación en la ACBy las ‘obras’ que habría que hacer en el polideportivo Pisuerga, instalando el Instant Replay, donde los árbitros consultan y revisan las jugadas polémicas; adaptando la U televisiva para la publicidad...
A cambio, habría que restar los casi 600.000 euros que recibe cada club por los derechos televisivos.
«Es una situación muy difícil, no es fácil. Es bonito emocionarse e ilusionarse, yo el primero, pero la actual situación causa incertidumbre y hay que tener todo en cuenta», asegura con los pies en el suelo Mike Hansen.
A todo ello hay que añadir la obligación de convertir al club en Sociedad Anónima Deportiva, requisito que pactaron el Consejo Superior de Deportes y la ACB hace dos años. Esa conversión supondría un aporte de 100.000 euros el primer año y de 1,7 millones al finalizar ese primer año.
15 de mayo. De momento, el club vallisoletano maneja el 15 de mayo, que es la fecha tope que ha dado la Federación Española, para conocer cuál será el desenlace de la competición, toda vez que la mayoría de clubes preferirían darla por concluida; aunque se mantiene abierta la opción de que juegue un playoff. En este caso, incluso estaría abierto a más clubes, no solo a los ya clasificados.