Las molestias de Eden Hazard no remiten

Agencias
-

El belga entrena a otro ritmo mientras que Varane suplirá mañana al sancionado Ramos

Las molestias de Eden Hazard no remiten - Foto: David Ramos

El  Real Madrid preparó ayer el compromiso de mañana ante el Alavés. Eden Hazard repitió plan de trabajo en el segundo día de entrenamiento de la semana del conjunto blanco, completando la parte más suave del entrenamiento con el grupo y posteriormente ejercitándose en solitario sin despejar dudas para el próximo encuentro, en el que regresa Raphael Varane recuperado de su cervicalgia.
Las molestias de Hazard en el tobillo operado no remiten y prosigue con su plan de trabajo, sin completar al mismo ritmo que sus compañeros toda la sesión y ausentándose de las partes más exigentes con los partidos y disparos a puerta.
El belga fue uno más en el inicio cuando el grupo dirigido por Zinedine Zidane realizó series de carreras cortas, trabajo de elasticidad y ejercicios de potencia, según informó el club, y en ejercicios con balón de posesión y presión.
Y se ausentó de la parte final, siguiendo con su plan de trabajo en el interior de las instalaciones para reforzar el tobillo derecho con ejercicios específicos. Mientras, sus compañeros realizaron series de lanzamientos a puerta en carrera y partidos en campo de dimensiones reducidas.
El francés Varane es uno más, trabaja al mismo ritmo que sus compañeros y no muestra secuelas de la cervicalgia que sufría por un fuerte golpe ante el Getafe, que le impidió jugar en San Mamés. Su regreso cubrirá la baja de Sergio Ramos por sanción ante el Alavés, en una defensa que también perderá por tarjetas a Dani Carvajal sin que su sustituto esté aún recuperado.
Nacho Fernández volvió a dejarse ver por el césped con un recuperador y apura su puesta a punto individual antes de dar el paso a regresar a la dinámica de grupo. Seguirá de baja ante el Alavés y Zidane deberá probar en el lateral derecho con Mendy o Lucas Vázquez.
jovic, aislado. Por su parte, el delantero Luka Jovic se encuentra aislado en su domicilio tras recibir en su casa a un amigo que dio positivo en el test de la COVID-19 que le hizo el Real Madrid, según establece el protocolo del club blanco para familiares y amigos de jugadores, aunque por el momento el control que se ha realizado al futbolista serbio ha dado negativo y tendrá una atención diaria.