Policía y Bomberos necesitan mejorar plantilla y medios

M.Rodríguez
-
Policía y Bomberos necesitan mejorar plantilla y medios - Foto: Jonatan Tajes

La edad media de los 433 policías municipales en plantilla es de 50,4 años mientras que la de los más de 150 bomberos es de 42,7

La seguridad ciudadana es un punto que enfrenta a los partidos por los planteamientos tan dispares que se aplican según el color del alcalde que gobierna en cada momento. Así, el Partido Popular recoge en su programa medidas dirigidas a garantizar la seguridad de las personas en los distintos ámbitos de su vida cotidiana, mientras que Valladolid Toma la Palabra (VTLP) apunta en el suyo que huye del concepto de seguridad reducido a la de las fuerzas del orden. Aunque todos son conscientes de que deberán gestionar la seguridad vial, pero también la ciudadana y los problemas de convivencia, junto con la lacra de la violencia de género o los delitos sexuales. Ytodo en un escenario con plantillas de la Policía Municipal y Bomberos mermadas todavía por los efectos de la crisis, igual que los medios técnicos de los que disponen.
En estos cuatro años se han vivido periodos en los que se agudizaron los problemas el de la seguridad vial, con un repunte de las víctimas mortales por atropellos, pero también la seguridad en algunos barrios de la capital, como pueda ser el de LasViudas, lo que generó intensos debates políticos, pero también ciudadanos, para discernir si Valladolid es una ciudad segura o no. 
En un balance de la situación de este área destaca la situación de la plantilla de la Policía Municipal, limitada por los efectos de la Ley Montoro, y recientemente por la disposición que permite la jubilación anticipada de los agentes y que  supondrá que este año se jubilarán 83 policías,  50 de lo cuales lo habían hecho ya a fecha 30 de marzo. Una importante merma para una plantilla que a finales de 2018 sumaba 433 efectivos. 
El  Ayuntamiento ya ha convocado 77 nuevas plazas, que permitirán «fortalecer y rejuvenecer» la plantilla, según apunta el concejal del área. De ellas, 50 serán en turno libre, 20 por movilidad y 7 reservadas para el personal de tropa y marinería. Además, este mandato también se han incrementado las inversiones en la modernización del servicio, aunque tanto el PSOE como el PP comprometen en sus programas más partidas para reforzar efectos y medios.
La situación no es mejor en el servicio de Bomberos con una plantilla de 166 empleados frente a los 216 que debería tener en base a la población a la que da servicio, ya que ofrece servicio un radio de 25 kilómetros alrededor de la capital. Esto motivo un desencuentro con la Diputación respecto al canon que debería pagar al Ayuntamiento, que finalmente se saldó con un acuerdo estable. De hecho, ahora el PSOE propone que con la entrada en funcionamiento de la Mancomunidad de Interés General de se inicien los pasos para adaptarse a la nueva realidad y estudiar la posibilidad de crear un tercer parque ubicado estratégicamente en la zona sur de la ciudad.
nueva ordenanza. Este mandato también se aprobó  la Ordenanza de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales y a la Ordenanza de Protección del Medio Urbano, que derivó en 469 expedientes, que se instruyeron mayoritariamente por casos de molestias por ruidos en viviendas y música a elevado volumen en vehículos. Precisamente el problema del ruido es una reclamación habitual de los vecinos y motivó la firma de un pacto entre el Ayuntamiento, las federaciones de asociaciones vecinales Antonio Machado y Conde Ansúrez y la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería para garantizar un ocio nocturno «cívico y responsable con el descanso» de los vecinos. 
La nueva ordenanza de convivencia se cuestiona  desde Podemos, que en su programa propone la supresión de los artículos limitativos de derechos de las entidades sociales y los que consideran que limitan los derechos civiles de la ciudadanía. Al margen de esto, incluye novedades como la de perseguir el abandono y el maltrato de animales con sanciones que, en los casos considerados como muy graves, podrán llegar hasta los 3.000 euros.
En el punto de la convivencia ciudadana, sobre todo en barrios con población en riesgo de exclusión social, los partidos también coinciden en la necesidad de políticas sociales para conseguir su integración. «Hay que conseguir que Valladolid sea una ciudad más segura, evitando episodios de violencia como los que se han venido produciendo en los últimos meses, vinculados al uso de armas en la vía pública, que generan alarma social y alteran la convivencia ciudadana», apunta la candidata del PP, Pilar del Olmo.  Ella, al igual que el actual alcalde y candidato socialista, Óscar Puente, consideran que lo  esencial es trabajar en la inclusión de las personas y colectivos en riesgo de exclusión. El PP propone un Programa de Integración Social en los barrios más vulnerables, mientras que el PSOE y VTLP plantean plan urbanístico para regenerar la barriada de Las Viudas. Una línea que también siguen en Ciudadanos y Podemos.

Policía y Bomberos necesitan mejorar plantilla y medios
Policía y Bomberos necesitan mejorar plantilla y medios