El general Rivas reivindica "el amor por la Patria"

D.V.
-

La Cuarta Subinspección General del Ejército celebra un acto en honor a María Inmaculada en el Palacio Real de Valladolid

El general Rivas reivindica "el amor por la Patria"

El general jefe de la Cuarta Subinspección General del Ejército y comandante militar de Valladolid y Palencia, José Rivas Moriana, ha reivindicado el "amor por la Patria" y ha apelado a la unidad con la puesta en valor de la herencia de "aquellos cuya determinación les llevo a unir, con una sola voluntad, los territorios de España".

Así lo ha expresado en su discurso durante la celebración de los actos en honor a María Inmaculada, patrona de España, del Arma de Infantería, del Cuerpo Jurídico Militar y del Cuerpo de Capellanes Castrenses, que se ha desarrollado este domingo en el patio principal del Palacio Real de Valladolid y al que han asistido numerosas autoridades civiles y militares, informa Europa Press.

El general José Rivas Moriana, que ha presidido el acto, ha hecho referencia al milagro de Empel, origen del patronazgo de María Inmaculada, y ha exhortado a todos los asistentes a continuar con su trabajo con "amor a la Patria", el "bien superior que une, representa y pertenece al conjunto del pueblo español".

Así, ha llamado a "subordinar las ambiciones" y entregar "sin reservas" las energías para garantizar la misión que "atribuye la Constitución" y que se ha heredado de "aquellos cuya determinación les llevo a unir, con una sola voluntad, los territorios de España".

Este amor a la Patria es uno de los valores que ha servido para "imprimir carácter" a los soldados españoles, junto a los otros valores de "austeridad, estoicismo y una sólida moral", como ha subrayado el general, en declaraciones recogidas por Europa Press.

"Austeridad porque la suprema entrega a la defensa de nuestra Patria no debe descansar domésticas servidumbres, ni en demandas sobrevaloradas o anhelos desmedidos, sino en el corazón abierto y desprendido, y en el espíritu indomable que nos llevo a rebelarnos contra la adversidad, el desánimo, las inercias negativas y cuantas exigencias nos alejen de nuestro afán de servicio", ha aseverado Rivas Moriana.

Asimismo, ha apuntado al estoicismo que implica "superar y conciliar cuantas dificultades" se presente en la vida diaria del infante, que debe "hacer gala" de una "disposición de sacrificio" al "desafío de reinventarse cada día" con "absoluto desprecio a la fatiga, a la pereza, a la debilidad y a la apatía".

Una "sólida moral" ha sido el último de los valores que el general ha destacado, para incidir en que esta "refuerza" la voluntad e "infunde" al soldado el "sentido del deber", la "conciencia de responsabilidad" y la "grandeza" de su misión.

 

PROYECCIÓN DE LOS VALORES CASTRENSES

Rivas Moriana ha resaltado así el "orgullo" de su historia y ha exigido "fidelidad" a los valores que conforman la "esencia" de soldado y el "espíritu de infante", así como ha apelado a la unión y lealtad "bajo la protección de la Madre Inmaculada".

Igualmente, ha señalado la importancia de mantener la celebración de los Santos Patronos por su incidencia en la "proyección de los valores castrenses" y ha llamado a "abrazar" a la patrona desde la "renuncia y entrega".

"Renuncia a la veleidades materiales, a los egoísmos sin sentido, al conformismo indolente, a los valores espurios que lesionan la convivencia y la fortaleza de una sociedad robusta prospera", ha agregado, para ahondar después en la "entrega" para honrar a los que les precedieron y "poner en valor la herencia" recibida, todo ello para garantizar el futuro de la Patria, contribuir al compromiso de la nación "en la estabilidad y la seguridad".

Durante este acto, también se han entregado varias condecoraciones y distinciones a distintas figuras civiles y militares, entre las que han destacado el Premio IGE para el humorista gráfico José María Nieto y la distinción de la Cuarta Subinspección al reportero de La 8 Valladolid, Eduardo Kilez, ambos por su "meritoria labor y colaboración" en el reconocimiento a la importancia del trabajo que ejercen las Fuerzas Armadas y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Por último, se ha rendido un homenaje a los que dieron su vida por España, en el que el general Rivas y Eduardo Kilez han depositado una corona de laurel a los pies de un monolito. Así, se ha recordado a los compañeros caídos y de forma especial a los que hace pocos días formaban parte de la Familia Militar de la Cuarta Subinspección General del Ejército y de Valladolid.