El bar que le hizo cómico

R. Gris
-
El bar que le hizo cómico - Foto: Jonathan Tajes

Los diez lugares favoritos de Álex Clavero en Valladolid

A sus 38 años tiene una amplia experiencia. Acaba de ser padre de una niña y reconoce que no tiene tiempo para mucho al estar volcado en el trabajo. Así que su vida frenética le deja poco tiempo libre, pero ha encontrado un hueco para recorrer con El Día de Valladolid su 10 lugares favoritos.

 

1.El Rincón del Erizo. Es un bar especial, donde ha pasado «muchísimo tiempo». Recuerda que ha pasado momentos muy especiales en este establecimiento situado en el barrio de Parquesol. Rememora que algunas de las primeras actuaciones que hizo al comienzo de su carrera fueron en este establecimiento. Matiza que en este bar vio las finales tanto del Mundial como de las eurocopas de la Selección Española de Fútbol. «Algo que no he hecho en ningún otro bar», afirma entre risas.  


2.El Tío Molonio. Uno de sus bares preferidos de su época de estudiante. Recuerda que estaba siempre en este bar y en los jardines de las inmediaciones, ya que durante su etapa como estudiante siempre frecuentaba los alrededores. Afirma que este establecimiento era muy frecuentado por los estudiantes que se encontraban en Valladolid por una beca Erasmus. «Fueron muchas las noches que íbamos a aquel bar a mezclarnos con los erasmus». «He pasado muchísimos viernes por la noche en este bar». Rememora que estudiaba en las inmediaciones y era uno de sus sitios de referencia a la hora de salir de fiesta con sus compañeros. «Recuerdo mucho que íbamos a la hora feliz con los guiris y las guiras, aunque no quedaba nada claro el sexo de la gente que había allí no quedaba nada claro a ciertas horas de la noche».


3.El Rincón del Cómico. Llegó el momento de ir a este bar cuando la Universidad de Valladolid decidió trasladar la Facultad de Trabajo Social. «Cuando llegamos a la plaza de la Universidad tocó buscar un bar nuevo donde ir y surgió El Rincón del Cómico». «Como puede ver siempre he estado en un bar donde se fumaba al más que tabaco. Era fundamental para que la gente se matriculase en esta carrera, que existiera cerca un bar cerca con estas características», bromea. En este establecimiento pasó mas días que noches. «Ten en cuenta que aquí íbamos a clase».  


4.La Tramoya. Ubicado en la calle La Librería es otro de esos bares vinculados a su etapa en la Universidad. «Siempre había alguna fiesta que nos llevaba a este bar». Ironiza cuando explica que en estos años le contaron que no debería contar con los leones en forma de figura que están ubicados junto al edificio de la Universidad. «Pues como no podía estar en la calle para no contarlos, pues me iba al bar y desde allí no se veían». 


5.Alborada Café y Copas. Junto a la calle Santuario, junto a la vivienda donde vivía Aléx Clavero en una residencia de alumnos. «Fue la primera vez que yo vivía en Valladolid solo, de una manera independiente». «Estaba cerca e íbamos mucho ahí, pero era bastante caro y tampoco podíamos pasarnos mucho». Afirma que no tenía nada especial, pero era la cafetería que tenían debajo de la residencia donde vivían y siempre le caía a mano. 


6.Cafeteria Bar Yovilant.  Es el sitio «donde se come a todas horas». Era su lugar predilecto para cualquier momento de apuro. «Nunca presumió de ser un 24 horas, pero siempre que te apetecía comer algo ibas a este sitio y lo tenías solucionado». Además, recuerda que la comida que se servía «estaba realmente buena». Lo recuerda como el primer lugar que encabezó los servicios de todo el día que se han implantado después, especialmente en otras ciudades. 


7.Café Teatro. Era uno de los lugares de encuentro de los amigos cuando decidían juntarse en el centro de la ciudad. «La música en este sitio siempre ha estado muy bien». Además, las primeras grabaciones que realizó en su carrera haciendo monólogos se llevaron a cabo en este establecimiento. «Las hacíamos para que nos conociera la gente y darnos a conocer». 


8.Casa Babylon, actual Terraza Encantada. Allí pasaba tiempo en la terraza exterior. No era de los sitios más frecuentados, pero destaca lo agradable del establecimiento por el espacio que tiene destinado a terraza. «Se estaba muy bien. Era uno de los lugares más chulos para estar sentado en la terraza». 


9.Asklepios. «Aquí íbamos de noches, aunque muchos días salíamos de día», bromea. Era el lugar donde solía acabar cuando iba de fiesta con los amigos porque «pegaba conmigo y no cobraba entrada». También recuerda que era un lugar que te ayudaba a apreciar las cervezas frías. «Estaban tirando a templadas», bromea. 


10.Bar Oviedo. Es una cafetería donde pasaba muchas horas en su época de estudiante. «El dueño la verdad es que es todo antipatía, no suele sonreír, pero es de estos de toda la vida y yo iba mucho por allí».