Oikos: La Liga y la Federación Española descartan descensos

Manuel Belver
-
Unas grabaciones probarían el amaño del Pucela-Valencia - Foto: R. GARCIA

El Real Valladolid, a través de sus comunicados, se ha desvinculado de cualquier caso de amaño y se reserva una opción de denuncia

La Operación Oikos sigue su curso. Bajo secreto de sumario aunque con alguna filtración policial de las escuchas a alguno de los supuestos cabecillas de la trama. Mientras, el Real Valladolid mantiene la cautela públicamente, con comunicados en los que se desmarca de cualquier posible amaño y tras los que ha abierto expediente disciplinario a Borja Fernández e investigación interna a los futbolistas convocados para el último partido de esta temporada, disputado contra el Valencia. Todo ello en la búsqueda de que nadie le implique en ningún supuesto fraude a la competición, añadiendo que se guarda la opción de denuncia: «De igual modo, el Real Valladolid Club de Fútbol se reserva su derecho a ejercer cualquier tipo de acción contra cualquier persona o entidad que manifieste o haya manifestado la posible implicación del Club en este tipo de conductas ilícitas». 
Pero, por si había alguna duda, que las podía haber, tanto desde LaLiga como desde la Federación Española se ha ido dejando claro que no habrá sanciones ni descensos a clubes, toda vez que en todos los autos o, al menos, en los que se refiere a algún futbolista del Real Valladolid no hay vinculación sobre el club.
«Hasta que no se levante el secreto de sumario no se pueden sacar conclusiones. Algunos están exagerando y mintiendo, pero lo cierto es que no se ha probado que la entidad esté vinculada a los hechos que se investigan», señaló el presidente de la LaLiga, Javier Tebas, refiriéndose al Real Valladolid en Vozpópuli, añadiendo que «sin sentencia firme ni implicación directa del equipo» no habrá ningún descenso de categoría.
Más o menos en los mismos términos se había expresado a Efe el presidente de la RFEF, Luis Rubiales: «Todas las cuestiones que sean administrativas están pendientes de cualquier tipo de confirmación a nivel penal. Por lo tanto, ahora mismo no es el momento de hablar de sanciones. Ahora mismo lo que tenemos es que investigar al máximo y colaborar con la justicia al máximo». A lo que añadió que en cuanto haya una sentencia firme «será el momento de que, a nivel administrativo, se tome algún tipo de decisión si hay que tomarla».
Estas declaraciones unidas a los comunicados del Real Valladolid dejan el camino un poco más despejado al club pucelano, toda vez que desde Girona se había apuntado a que estarían atentos a cualquier decisión judicial para pedir su posible reingreso en la Liga Santander.
En el primero de los comunicados dejó claro que mantiene «su compromiso y lucha contra la corrupción o cualquier tipo de ilícito que menoscabe la integridad de las competiciones deportivas». En el segundo, aprobaba un protocolo que incluía «la presentación por parte de todos los jugadores de la Sociedad la solicitud de autoexclusión en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego. Esta inscripción impide el acceso del inscrito a aquellos juegos de los que se haya determinado la necesidad de realizar la identificación previa del jugador». Y en el tercero, además de respetar la presunción de inocencia de su plantilla, abría esa investigación interna a los convocados para «contribuir a esclarecer los supuestos hechos con la mayor rapidez». De ellos, solo ha roto el silencio Óscar Plano: «Jamás he participado de ningún amaño de partido».

APOYO DE LA AFE

Mientras el juez mantiene el secreto de sumario del caso Oikos, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) salió en defensa de los suyos y más concretamente de los blanquivioleta: «Varios futbolistas están siendo prejuzgados, como en el caso de los compañeros del Real Valladolid, sin que estén procesados o investigados en causa alguna, y para los que AFE exige máximo respeto».