Los médicos creen «imposible» abrir todos los consultorios

SPC
-

El presidente del Colegio de Médicos y la consejera de Sanidad ratifican su disposición a colaborar para llegar a un consenso en la mejora de la estrategia de Atención Primaria

Díaz Villarig (i) y otro representante de la Profesión Médica, junto a la consejera de Sanidad y el gerente del Sacyl. - Foto: R. Valtero (Ical)

El presidente del Consejo de la Profesión Médica de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, aseguró ayer que es «imposible» mantener abiertos todos los consultorios locales de la Comunidad con los facultativos actuales, «sin llegar a vulnerar sus derechos». En todo caso, apostó por aprobar acciones para intentar «paliar» esta situación, aunque sería necesario un estudio por provincias e incluso por zonas al ser una autonomía tan amplia, con población tan dispersa y envejecida. Y puso el ejemplo del Bierzo, al precisar que es la «peor zona» de España de difícil cobertura, con plazas de oposición que no se cubren.

En la rueda de prensa posterior a una reunión de trabajo con el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, apuntó que todo el mundo desea la presencialidad «al cien por cien» en todo el territorio pero no es factible «en la medida que desearíamos». El representante de los médicos reiteró la posibilidad de paliar las carencias y que todo el mundo esté «medianamente contento» con una asistencia de calidad «suficiente». «Los vecinos de un pueblo de 50 habitantes desearían que el médico fuera todos los días en lugar de una sola vez a la semana. Yo también pero es imposible por que esta Comunidad es la que es», aseveró Villarig.

No hay una varita mágica para solucionar los problemas de la sanidad en Castilla y León ni en España. «¿Por qué los médicos no se quedan en la Comunidad cuando acaban la residencia?, ¿Por qué los estudiantes matriculados en las carreras de Medicina de Castilla y León son una minoría, con respecto a otros territorios?», se preguntó. Y es que consideró que el problema no son las condiciones laborales y económicas de los facultativos, tras los avances logrados en los últimos años.

Colaboración.

En la intensa jornada mantenida por el presidente del Consejo de la Profesión Médica, Díaz Villarig también se reunió con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y ambos ratificaron su disposición a colaborar para mejorar el sistema sanitario de la Comunidad y, en concreto, en la Estrategia de Atención Primaria, propuesta para reforzar la asistencia en el mundo rural.

En una comparecencia conjunta, compartieron algunos problemas de la sanidad, como el déficit de profesionales, la necesidad de un pacto nacional y autonómico y que la sanidad no puede ser «un arma arrojadiza» entre partidos políticos.

Casado y Villarig, cuya relación ha pasado por momento difíciles y de reproches en los últimos meses y por no haber sido convocados al grupo de trabajo que ha elaborado la estrategia, recalcaron la disposición a colaborar y a buscar las mejores soluciones para el futuro de la sanidad autonómica.

No obstante, el representante de los médicos advirtió de que tiene que existir «una colaboración activa, de tú a tú, no a hechos consumados, sino con decisiones compartidas», aunque también reconoció que no existe «una varita mágica» para la mejora de la sanidad.

Díaz Villarig también alertó a la Consejería del «tremendo sacrificio» que realizan los profesionales y subrayó que puede ser temporal pero de ninguna manera se puede convertir en estructural del sistema.

Además, se mostró muy criticó con los ocurrido en las Cortes la semana pasada, cuando el PP respaldo una propuesta del PSOE para la retirada del plan de atención primaria rural con la abstención de Cs. «La situación política se tiene que aclarar», reiteró en varias ocasiones.

Sin embargo, reafirmó que la consejera es la interlocutora con la organización que representa y aseguró que «sin médicos no hay sistema sanitario», mientras que Casado afirmó que se trabajará con ellos y se les escuchará para llegar a un consenso y reforzar la sanidad.