El Museo de Escultura reabre sus puertas con entrada gratis

César Combarros (Ical)
-

Cada visitante dispondrá de 16 metros cuadrados libres a su alrededor durante la visita y sopesan reabrir en unas semanas la muestra temporal 'Almacén' en el Palacio de Villena

La directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, junto a Javier Izquierdo y Emilio Álvarez. - Foto: Ical

GALERÍA

El Museo de Escultura abre sus puertas

Con “emoción” ante un momento “simbólicamente importante”, la directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, ha reabierto hoy las puertas del centro tras tres meses cerrado al público por la irrupción de la pandemia, en una acto en el cual ha estado acompañada por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y del subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez. El acceso será gratuito hasta el 31 de julio y las instalaciones han limitado su aforo a un tercio de los visitantes, con limitaciones específicas para cada una de sus salas que garantizarán que cada usuario disponga de 16 metros cuadrados libres a su alrededor, si bien por el momento serán visitables dos tercios del recorrido permanente del Museo, sin que se haya alterado la ubicación de las piezas. 

“Han sido unos meses muy difíciles y anómalos para una institución como este museo, que está pensado para estar habitado, lleno de gente y vivo. A pesar de todo, durante este periodo hemos seguido activos a través de las redes sociales y de internet”, ha explicado Bolaños antes de asegurar que “los museos pueden seguir jugando un papel muy importante en esta fase tan desconcertante en la que estamos”. Según ha expuesto, “no van a renunciar a su condición de servicio público y de referencia en la vitalidad social y cultural de la ciudad”, y animó a los vallisoletanos a disfrutar estas semanas de sus instalaciones sin la presencia de turistas de fuera de la ciudad, ya que podrán hacerlo “en condiciones de absoluta seguridad y con todas las garantías de protección, higiene, circulación confortable y hospitalidad”.

Bolaños ha explicado que desde el Museo han hecho un esfuerzo por “mantener y prorrogar” la exposición sobre la restauración del Retablo de la Epifanía, de Berruguete, procedente de la Iglesia de Santiago de Valladolid que estaba abierta al público cuando se declaró el estado de alarma, y adelantó la intención del centro de recuperar en el Palacio de Villena la exposición temporal ‘Almacén’, que se clausuró el pasado 19 de enero tras gozar de una extraordinaria acogida en la ciudad.

Por su parte, Javier Izquierdo ha recordado que Valladolid cuenta con dos de los 16 museos nacionales repartidos por toda España (el Museo Nacional de Escultura y el Museo Casa de Cervantes), algo que consideró “un privilegio”. Tras agradecer “a todo el mundo de la cultura” que hayan permitido a la ciudadanía “sobrellevar mucho mejor la crisis del coronavirus” con sus propuestas creativas, destacó que el Museo Nacional de Escultura es “una autentica joya” e invitó a que los ciudadanos “retomen el contacto con la cultura”, ya que “nos construye como personas y como sociedad, y nos identifica de cara al exterior”.

“Este Museo lleva el nombre de Valladolid por todo el mundo. Seamos conscientes de la potencia que tenemos con él y aprovechemos para darlo a conocer, porque es un referente aunque a veces lo que tenemos cerca lo valoramos menos”, ha explicado el delegado.

La exposición de Dallas, en el aire

Bolaños ha explicado que la exposición 'Alonso Berruguete: Primer escultor de la España renacentista', que tras su exitoso paso por la National Gallery de Londres tenía previsto inaugurarse en el Meadows Museum de Dallas el 29 de marzo, está en estos momentos en el aire, ya que la eclosión mundial de la pandemia se produjo en pleno montaje de la muestra.

“Las obras del Museo Nacional de Escultura, que suponían el grueso de esa exposición, en estos momentos se encuentran en Dallas embaladas en cajas, mientras que el resto de obras ya estaban montadas a la espera de la inauguración. El director de aquel museo nos ha propuesto la posibilidad de inaugurar la exposición en septiembre, porque habían hecho un esfuerzo muy grande para poder mostrarla, y tanto nosotros como el Ministerio tenemos afán de colaboración pero habrá que ver cómo evoluciona la pandemia en Estados Unidos. Todo dependerá de lo que suceda en verano”, ha apuntado.

Además, ha explicado que el Museo Nacional de Escultura ya tiene “completamente diseñado” su programa de actividades para este verano, que incluye ciclos de música y de cine, o las visitas especiales que hacen los conservadores durante todo el verano cada día a piezas específicas de la colección. “Queremos retomar enseguida el pulso normal, intentando que todos volvamos, poco a poco, a la vida que había antes normalmente”, señaló. Además, confirmó que dedicarán una serie de visitas por las tardes específicamente a colectivos como los sanitarios, policías o personal de limpieza, que “han cumplido un papel muy importante durante el estado de alarma y han sido decisivos para que todo siguiera funcionando”.

En su intervención, Bolaños también ha lanzado algunas reflexiones personales sobre cómo cambiará todo tras la pandemia, y señaló que el giro hacia lo digital que se ha dado estos tres últimos meses “va a condicionar mucho el futuro de los museos”. “Ha sido un salto cualitativo que creo que se va a quedar, aunque la experiencia física y sensorial ante una obra de arte es absolutamente insustituible”, ha apuntado antes de “animar a la gente a que levante los ojos de la pantalla y que se encuentre con el mundo real, porque el mundo virtual puede ser muy engañoso”.