Acusan a una pareja de querer hacer un 'sinpa' con su boda

D.V.
-
Acusan una pareja de querer hacer un 'sinpa' con su boda

Los novios viven en Valladolid y habían contratado los servicios para el 17 de agosto en un local de Gijón. La Guardia Civil les acusa de querer celebrar el evento 'gratis', a través de facturas, comprobantes bancarios y correos electrónicos falsos

La Guardia Civil de Gijón ha imputado a una pareja de novios vallisoletana de 27 años un delito de estafa y otro de falsificación de documento privado, después de que se descubriese que, presuntamente, estaban preparando un 'sinpa' para su boda, fijada para el próximo 17 de agosto en la localidad asturiana. Los investigados son G.F.F., vallisoletano, y su futura esposa, M.M.L., oriunda del municipio asturiano de San Martín del Rey Aurelio, tal como detallan fuentes de la Comandancia de Gijón a través de una nota de prensa, en la que detalla que su investigación se enmarca en la denuncia presentada por la directora de un conocido establecimiento hostelero dedicado a la celebración de eventos de Asturias.

Fue en noviembre de 2018 cuando recibió un correo electrónico de una pareja de novios interesados en celebrar su enlace ahí el l 17 de agosto de este año, concertando una cita para establecer los términos de la celebración del evento. Días más tarde, el establecimiento recibió correo de la pareja solicitando el contrato y el resguardo de confirmación acordado, hecho que sorprendió a la dirección del mismo, ya que no se había requerido hasta ese momento ningún dinero, despertando las sospechas de que alguien estuviera suplantando la identidad de personal del establecimiento, con el fin de estafar a la pareja. Antes las sospechas por parte de la directora del establecimiento de una posible estafa realizada a través de la suplantación de la página web del establecimiento, en la que se aportaban los datos de contacto de una persona que no formaba parte su personal, interpuso denuncia ante la Guardia Civil de Noreña el 29 de noviembre de 2018.
El correo electrónico aportado por la pareja, a través de la que supuestamente habían contactado con el falso personal, constituyó la primera línea de investigación de los agentes, además de la cuenta en la que este falso personal del establecimiento les había pedido realizar el ingreso de los 2.500 euros. Fruto de la investigación, se pudo determinar que tanto los correos de contacto previos como los justificantes bancarios eran falsos, según detallan las mismas fuentes.

Las pesquisas determinaron que la pareja no solo había intentado engañar al establecimiento, sino también a la empresa suministradora de catering, con la que llegaron a realizar la prueba del menú sin abonarlo, como con el fotógrafo del evento, con el también contactaron, además de una floristería, empresa de autocares e incluso una persona que les iba a amenizar con música el aperitivo. Tras determinar que ambos estaban tratando de organizar la boda sin abonar el importe de los servicios contratados, y que para ello habían aportado documentación falsificada, se procedió a la toma de manifestación en calidad de investigados de ambos. Desde la Guardia Civil se asegura que los daños económicos causados en los establecimientos involucrados son importantes, ya que además de no recibir el importe económico del servicio que se iba a realizar, rechazaron otras peticiones para esa misma fecha por esta reserva.