Seis pueblos tendrán WiFi gratis por una subvención europea

Óscar Fraile
-
Seis pueblos ofrecerá WiFi gratis por una subvención europea

Santibáñez, Alaejos, Fresno, Matapozuelos, Medina y Valoria recibirán 15.000 euros para su instalación dentro del programa WIFI4EU. El 8,3% de los vecinos de la provincia carecen de una conexión de calidad

Todas las administraciones coinciden en que la atracción de empresas es uno de los objetivos más importantes en el ámbito rural para conseguir fijar población. Pero resulta casi impensable que una empresa quiera instalarse en un territorio que carece de los servicios más básicos para desarrollar su actividad. Y entre ellos está Internet.
Según el Informe de Cobertura de Banda Ancha que regularmente publica el Ministerio de Economía y Empresa, el 13,75 por ciento de los vallisoletanos no dispone de una conexión a Internet con una velocidad superior a los 30 Megabits por segundo (Mbps). Es decir, casi 71.500 personas que, casi de forma exclusiva, viven en el ámbito rural. De ellos, el 8,36 por ciento no siquiera puede utilizar una conexión superior a los 2 Mbps, o directamente no tienen Internet. Una situación que afecta a algo más de 43.500 personas. Aunque el informe es de junio de 2018, presenta unos datos que hacen que se antoje complicado cumplir con la Agenda Digital de la Unión Europea, cuyo objetivo es que toda la población del continente tenga acceso a Internet con una velocidad de al menos 30 Mbps antes de 2020. De hecho, el Gobierno aprobó el año pasado una Orden que obliga a las operadoras a ofrecer esta velocidad al menos al 90 por ciento de los vecinos de pueblos de menos de 5.000 habitantes.
Las administraciones públicas también están haciendo esfuerzos para ofrecer WiFi gratuito. Por ejemplo, la iniciativa WIFI4EU de la Comisión Europea contempla ayudas de 120 millones entre 2018 y 2020 para ofrecer este servicio en puntos públicos de interés, como plazas y bibliotecas. Se trata de una ayuda de 15.000 euros que cubre la infraestructura y la instalación del equipo, y que ha tenido una demanda muy alta. Para la primera convocatoria se destinaron 20 millones, y, en Valladolid, solo Santibáñez de Valcorba consiguió esa ayuda. Y no porque no hubiera más interesados, sino porque la demanda ha sido altísima, ya que la subvención se concedió por orden de inscripción.
Tanto es así que la empresa Cambius Networks, dedicada a asesorar a los ayuntamientos en estos procesos, asegura que en la segunda convocatoria, para la que se destinaron 7,65 millones, el 98 por ciento de las ayudas ya se habían acabado al minuto de abrirse La convocatoria. De los 510 ayuntamientos de España que estuvieron pendientes y lo solicitaron nada más abrirse el plazo, cinco son de Valladolid: Alaejos, Fresno el Viejo, Matapozuelos, Medina del Campo y Valoria.
El alcalde de Valoria, Javier Calvo, reconoce que se enteró de estas ayudas «hace un par de años» y que la velocidad en pedirlas fue fundamental. «Cuando se abrieron estaba toda Europa haciendo click», bromea. En su caso, esta ayuda servirá para mejorar el WiFi gratuito que ya ofrecía en el Centro de Ocio Juvenil y en la biblioteca, aunque a una velocidad muy deficiente: menos de 3 Mbps. La nueva infraestructura permitirá llegar a 30 y dar este servicio también en la piscina, los parques y el colegio.
Para fijar población. Calvo destaca la importancia de ofrecer este servicio. «Las empresas lo requieren, porque, si hoy no tienes una velocidad similar a la de las grandes localidades, estás abocado a que la gente se vaya», señala. También es una demanda de los vecinos, puesto que los productos audiovisuales que salen al mercado requieren cada vez mejores conexiones. «Me dicen que con la velocidad que tenemos, por ejemplo, no pueden ver bien Netflix», añade.
Por su parte, el alcalde de Fresno el Viejo, Luis Miguel Muñumer, reconoce que ya está en contacto con varias empresas candidatas a hacer la instalación, después de que le hayan comunicado que es uno de los beneficiarios. «Ahora tenemos una conexión ADSL con un máximo de diez megas de velocidad, aunque dentro de poco tendremos fibra óptica», señala. Además, el servicio de WiFi gratis «llegará a casi todos los rincones del pueblo». El plazo de instalación del mismo es de 15 meses desde la concesión de las ayudas, que se produjo hace unas tres semanas. «Un servicio de Internet deficiente es un freno para todo, también para la industrialización, y uno de los principales problemas de la despoblación», explica.
Según los datos que maneja la empresa de telecomunicaciones y servicios de Internet Eurona, en Valladolid hay 95 pueblos con una velocidad por debajo de los 2 Mbps.
En lo que se refiere a la capital, el Ayuntamiento de Valladolid empezó en el año 2011 a ofrecer el servicio de WiFi gratuito en 21 puntos de la ciudad, mediante un contrato de cuatro años firmado con la empresa Gowex. Pero la experiencia no fue del todo satisfactoria, sobre todo porque su uso requería de un registro previo y la velocidad era muy limitada si no se optaba por una opción que consistía en pagar ocho euros al mes para disfrutar de una velocidad de 3 Mbps. No obstante, este servicio se suprimió cuando expiró el contrato, y ahora existen en la ciudad 40 espacios con cobertura de red WiFi, principalmente centros cívicos y bibliotecas, cuya utilización requiere solicitar una contraseña que tiene una validez de un año.
El coste del servicio. Aparte de las administraciones públicas, cada vez más empresas, como hoteles y restaurantes, ofrecen este servicio a sus clientes. El coste de la implantación del mismo depende de la calidad que se quiera o pueda ofrecer. Fuente de un céntrico hotel de la capital aseguran que el coste de cada antena oscila entre los 200 y los 250 euros. «Nosotros instalamos doce para dar servicio a 55 habitaciones, de modo que se pueden conectar tres dispositivos en cada una de ellas», señalan. A esta inversión hay que añadir el mantenimiento y el pago del servicio. En este caso asciende a unos 1.500 euros al año, aunque parte de este dinero se puede recuperar al ofrecer conexiones premium, con velocidades más altas, para los clientes que lo requieran.

Telefónica trabaja para llevar fibra a 20 localidades

La compañía trabaja en la instalación de nuevas infraestructuras para llevar el servicio de fibra óptica a 20 pueblos de Valladolid: Alcazarén, Aldea de San Miguel, Ataquines, Castronuño, Fresno el Viejo, Medina del Campo, Pollos, Pozal de Gallinas, Quintanillas de Onésimo, Quintanilla del Molar, Rueda, San Miguel del Arroyo, Santibáñez de Valcorba, Sardón de Dueto, Serrada, Valoria la Buena, Villalba de los Alcores, Villanueva de Duero, Villaverde de Medina y Wamba. Estas localidades se sumarán a las otras 27 que ya disponen de este servicio, además de la capital. Estas actuaciones forman parte de una inversión de 30 millones para el despliegue de esta tecnología en la provincia, a los que hay que sumar otros 20 para la adquisición de nuevos equipos avanzados de fibra. La compañía destaca el «esfuerzo» que supone llegar a localidades con pocos vecinos y muy dispersas, dado que requiere una inversión muy elevada en lugares donde hay poca población y, además, bastante envejecida. Es decir, menos susceptible de utilizar estos servicios. Además, la orografía de esos territorios también suele elevar la inversión necesaria.