Rivekids enseña educación vial a escolares de Valladolid

ICAL
-

Los participantes de esta iniciativa de la 'start-up' vallisoletana han sido los escolares del Colegio Corazonistas-Sagrado Corazón

Rivekids enseña educación vial a escolares de Valladolid

La ingeniería vallisoletana Rivekids impartirá por segundo año formación en seguridad vial a casi 200 alumnos de Infantil del Colegio corazonistas-Sagrado Corazón para que refuercen los conocimientos y conceptos básicos adquiridos por algunos de ellos el año pasado. El hilo conductor este año ha sido la temática ‘yo no cruzo’, que pretende que los escolares de entre tres y cinco años interioricen que no hay que cruzar en rojo y transmitan a los adultos algo que no se debe hacer, independientemente de que no vengan coches o se tenga prisa.

La acción es una más de las que lleva a cabo la ‘start-up’ vallisoletana en su labor para mejorar la seguridad vial, algo que considera que comienza por los más pequeños, en este caso los alumnos de este centro, en el que estudian más de 600 alumnos, aunque el Instituto Hermanos del Sagrado Corazón está presente en 165 comunidades de más de 30 países de los cinco continentes.

La actividad consiste también en enseñar a los más pequeños cómo cruzar, cómo subir y bajar del coche de forma segura o conceptos como el uso del cinturón de seguridad y otras cuestiones que pretenden que los niños adquieran actitudes "seguras" en todo lo que se refiere a la seguridad vial, tanto cuando acuden al colegio como en su "día a día" en la calle.

El director y cofundador de Rivekids, José Lagunar, ha desarrollado diferentes charlas adaptadas a la edad a estos alumnos del centro, a los que ha transmitido de forma amena estos conceptos con herramientas atractivas y visuales para los niños como un paso de peatones portátil o semáforos de juguete, de forma que los niños también puedan interactuar. Para ello también utiliza técnicas como sentarse en el suelo con los pequeños y mirar a su altura para conectar con los alumnos.

El transporte escolar, la circulación en bicicleta o las diferencias entre silla infantil y alzador son otras de las cuestiones que se dirigen a los niños de seis o siete años para romper la barrera de afán por ser mayor y dejar el dispositivo de retención infantil que han llevado hasta hace poco. A este respecto, se incide en la altura, ya que hasta los 150 centímetros deben ir protegidos por una silla adecuada a su talla y peso.

Además de su trabajo como empresa y el desarrollo de su producto, que fabrica íntegramente en Íscar, Rivekids lleva a cabo diferentes acciones de sensibilización y formación en educación vial que trata de “educar” desde la infancia para reducir los accidentes de tráfico y colabora tanto en el ámbito escolar con otras iniciativas relacionadas con el tráfico para mejorar la seguridad vial.

 

 

 



Las más vistas