Alaejos, Mayorga y Esguevillas, así es la vida en otra fase

A.G.M.
-

Los 32 municipios y casi siete mil vecinos que iniciaron el lunes 11 la 'desescalada' viven sus primeros días con «normalidad» y «sin mucho cambio». El tiempo no termina de llenar las terrazas y todos piensan ya en pasar a la fase 2

Alaejos entra en la fase 1 del desconfinamiento. - Foto: Ical

Hay tres comarcas en las que la vida empezó a cambiar el lunes 11. Sin alardes, muy poco a poco, pero avanzando ya en medio del ansiado desconfinamiento. Una al sur, otra al norte y otra al este de la provincia, las zonas de salud de Alaejos, Mayorga y Esguevillas aglutinan a casi 7.000 vecinos de 32 municipios que ya saben lo que es poder sentarse a tomar un café en la terraza de un bar, ir a por un libro a la biblioteca, visitar el gimnasio o recuperar una rutina algo más próxima a la normalidad. 
Admiten sus alcaldes que se ha avanzado «sin mucho cambio» y con «más tranquilidad» que en el inicio de la fase 0, con los permisos para las primeras salidas para ir de paseo o practicar deporte. Todos alaban la concienciación que están demostrando sus vecinos y cómo se han decidido a arrimar el hombro, como José Antonio, el dueño de uno de los bares de Esguevillas, quien reconoce que abrir «no es rentable», aunque él lo entiende como «una especie de servicio social»: «Creo que es mi obligación», decía a Ical el hostelero el pasado lunes, horas después de abrir tras cerca de dos meses cerrado. Son casi siete mil vecinos que viven en fase 1, pero todos piensan ya en la 2, en el nuevo horizonte que atisban en el día 25...

ALAEJOS

Alaejos siempre fue la punta de lanza de la ‘desescalada’ vallisoletana, la comarca que iba mejor desde principios del mes de abril, aunque en los últimos días hayan sufrido algún nuevo caso. Allí, al sur de la provincia, llevaban ya semanas preparados para entrar en una fase 1 que funciona todavía con timidez «por culpa del tiempo», tal como explica su alcalde, Carlos Mangas: «No se ve mucha gente aún en las terrazas porque no está acompañando la meteorología mucho durante los primeros días. Sólo se ve a personas de paseo y, sí, evitándose en las aceras y con todo cuidado».
El regidor explica que también «se han puesto en marcha ciertas actividades, como el gimnasio y el polideportivo, con la restricción que viene marcada, y, poco a poco, se intenta ir recuperando algo de normalidad». Mangas apunta que «los bares están todavía a medio gas porque como solo pueden abrir las terrazas y el tiempo no ayuda...», si bien confiesa que está satisfecho del comportamiento de la mayoría de sus vecinos, que «continúan con precaución», por lo que confía en que eso sirva para ser también de los primeros en pasar de fase, a la 2 en este caso: «Esperemos que las cosas vayan bien, que no suban los contagios y que podamos pasar de fase».

MAYORGA

Justo al otro lado de la provincia, al norte, en Mayorga, también miran con optimismo a ese futuro que se atisba para el día 25 cuando podría haber un nuevo cambio de fase. Su alcalde, Alberto Magdaleno, reconoce que es «lo deseado por todos» y explica que «desde el Ayuntamiento se están poniendo todos los medios para que se logre el objetivo». «Trabajamos mucho en cuanto a concienciación, información, advertencias... pero yo lo vengo diciendo que ahora la mayoría de las cosas depende de la responsabilidad individual de cada uno, el cumplir, el hacer bien las cosas, el poder seguir avanzando...».
Mayorga entra en la fase 1 del desconfinamiento.Mayorga entra en la fase 1 del desconfinamiento. - Foto: M. Chacón (Ical)«Hay pocos cambios», explica el alcalde. «Estos días se está viviendo todo con mucha normalidad. Está muy tranquilo todo, mucho más que en otros cambios. Por ejemplo, ya se puede usar tanto el gimnasio como la biblioteca, pero la gente lo hace bien, respetando».
La otra gran novedad son esos bares que pueden reabrir, aunque solo sean sus terrazas. «Va poquito a poco, cogiendo ritmo a medida que pasan los días, si bien condicionado por el mal tiempo de estos días».
ESGUEVILLAS

La comarca del Valle Esgueva (al este de la provincia), con Esguevillas a la cabeza, fue la última zona en entrar en esa primera lista de Sanidad, aunque de esas tres está siendo la que mejor se está comportando desde un punto de vista epidemiológico, con un solo caso tras su cambio de fase, por los dos de Mayorga y los tres de Alaejos.
Esguevillas entra en la fase 1 del desconfinamiento.Esguevillas entra en la fase 1 del desconfinamiento. - Foto: E. Margareto (Ical)«La gente se está comportando muy bien, la verdad, con medidas de seguridad, con distancia física... Y, sí, Ojalá podamos pasar a la fase 2 el lunes 25, porque necesitamos todos a una cierta normalidad», asevera su alcaldesa, Rosana Alba Velasco.
«Va bien todo, porque al menos ha podido arrancar la hostelería, aunque es cierto que tenemos un poco de controversia a cuenta de las terrazas porque nunca llueve a gusto de todos», explica la regidora, quien detalla el problema generado por la ampliación del espacio de las terrazas, lo que ha obligado a que se cerrasen algunas vías al tráfico: «Los agricultores no están de acuerdo con las medidas que ha sacado el Ayuntamiento para dar apoyo a la hostelería, para que amplíen sus terrazas, pero es que eso es lo que tocaba hacer. Hay que apoyarnos unos a otros, porque todo el mundo tiene derecho a trabajar».