El Ayuntamiento apuesta por la vivienda de alquiler social

M.Rodríguez
-

El nuevo documento, con vigencia hasta 2025, contempla la compra de 350 casas para destinar a alquiler social. El Ayuntamiento podría contar así con una oferta propia cercana al millar

El Ayuntamiento apuesta por la vivienda de alquiler social - Foto: Jonathan Tajes

El Ayuntamiento incrementará en 560 viviendas su parque municipal para superar las 900 en propiedad en los próximos cuatro años. La mayor partida económica, de los siete millones de euros con los que contará anualmente, será para las conocidas como ‘viviendas blancas’, destinadas al alquiler social. El concejal de Planeamiento y Vivienda, Manuel Saravia, ratificó la intención de comprar hasta 350 más (de segunda mano y dispersas por varios barrios de la ciudad). 

El nuevo Plan de Vivienda 2021-2025, que se aprobó esta semana en el Consejo de Administración de la sociedad municipal VIVA, servirá para dar continuidad a las principales líneas de actuación del anterior, «una vez contrastada su validez y vigencia», ratificó el edil «También se plantean nuevas actuaciones o se intensifican las precedentes, para adaptarse a las nuevas necesidades sociales, incluidas las derivadas de la crisis sanitaria». 

En este sentido, se apunta que el número total de viviendas que las administraciones dedican al alquiler protegido está ligeramente por debajo de las 500, sobre una lista de demandantes de 7.620 personas. «Este porcentaje de casas protegidas en alquiler representa el 0,32 % del total de las existentes en la capital, muy por debajo del 2% que poseen ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante o Zaragoza, y totalmente alejados del resto de ciudades europeas cuyo parque de vivienda pública representa el 15% del total», se apunta en el texto del plan. 

Estas viviendas, que cubrirían la lista de espera municipal, se destinarán tanto situaciones de emergencia habitacional, como a la población con graves dificultades para mantener su vivienda y con ingresos insuficientes para acceder a una vivienda libre. Tienen un mínimo de alquiler establecido de 30 euros, con independencia de los gastos generales.

 La política habitacional municipal también apuesta por las viviendas destinadas a jóvenes y las intergeneracionales», explicó Saravia. Entre las medidas para facilitar la emancipación de los jóvenes se anuncia la puesta en marcha «nuevas promociones» en parcelas municipales que, en principio, sumarán 44 a las que se están construyendo en la avenida de Burgos. Y, además, se impulsará, el modelo colaborativo, con un proyecto piloto ya en marcha. 

 

Rehabilitación.

El plan, que cuenta con una dotación inicial anual de unos siete millones de euros, pero que puede subir hasta los 13 millones si se reciben ayudas de otras administraciones, fomenta  las ayudas a la rehabilitación, fundamentalmente para la mejora de las condiciones energéticas y de accesibilidad de los edificios. Podrían llegar  a 775 viviendas en los próximos años.

 Además, se continuará con los programas de regeneración de áreas vulnerables, especialmente en los polígonos 29 de Octubre y Las Viudas-Aramburu, para los que se destina, en principio, un presupuesto de tres millones de euros anuales, que podrá aumentar en función de las ayudas de otras administraciones públicas. La futura actuación de renovación y regeneración urbana integrada, que aúna propuestas de regeneración social, tratará de «disminuir las situaciones de marginalidad y exclusión social de la zona». Para ello se diseñará un plan social de promoción personal, social y laboral de la población de la zona rehabilitada para su integración dentro del barrio, en particular, y de la ciudad en general, se apunta en el documento

nuevo desarrollo. La sociedad VIVA también anuncia que llevará a cabo la gestión urbanística del Plan Parcial La Florida, en continuidad con los terrenos de Zambrana y la antigua Uralita, con una extensión de 46,2 hectáreas de superficie. En este nuevo desarrollo, del que el Ayuntamiento es el propietario mayoritario, se prevén edificar hasta 3.000 nuevas viviendas (la mitad de ellas protegidas), con una previsión de 2.071 plazas de aparcamiento público y 2.071 en espacios privados. El presupuesto de la operación asciende a los 27 millones de euros de euros.