Fomento abre la próxima semana uno de los tramos de la SG-20

SPC
-

El Ministerio da los últimos remates a la circunvalación segoviana antes de poner en funcionamiento un vial de 7,1 kilómetros que la convierte en autovía

Fomento abre la próxima semana uno de los tramos de la SG-20

El Ministerio de Fomento continúa con su calendario de inauguraciones para este año y la próxima semana le toca el turno a uno de los tramos de la circunvalación de Segovia, la SG-20, cuyas obras arrancaron en 2016. La duplicación de esta vía, que rodea la capital segoviana, tomará el relevo al tramo entre La Mallona y Venta Nueva (Soria) de la Autovía del Duero (A-11), que se estrenó a finales de mayo.

Según fuentes consultadas por Ical, el Ministerio que dirige en funciones José Luis Ábalos pondrá en servicio en los próximos días el tramo (B) de 7,13 kilómetros que comprende desde la carretera de La Granja, la CL-601, hasta el enlace de la N-110, sentido Ávila (kilómetro 15,53). Las obras se adjudicaron a Azvi a finales de diciembre de 2015 por 16,9 millones de euros.

En este tramo se está culminando la barrera de contención y el entronque con la N-110 por lo que si no surge ningún contratiempo los conductores podrán estrenarlo la próxima semana. Así se pone fin a una obra que se licitó a principios de 2015 con un presupuesto de 24,62 millones. En este concurso participaron 36 empresas, si bien fue Azvi la que se hizo con las obras por algo menos de 17 millones, lo que supuso un 31,07 por ciento menos.

Igualmente, el Ministerio calcula que en las “próximas semanas” será posible poner en funcionamiento el otro tramo (A), adjudicado a Dragados. Con sus 8,4 kilómetros va desde el enlace con la autovía de Pinares (Segovia-Valladolid) hasta la conexión con carretera autonómica CL-601. Rodea la capital de noroeste a suroeste, con cuatro enlaces y tres viaductos para salvar los ríos Cigüiñuela y Eresma y el arroyo Cerezo.

En noviembre de 2015, el Ministerio adjudicó a Dragados en 28,03 millones las obras de este tramo, que se vieron paralizadas durante unos dos meses para solucionar el problema de la retirada de los residuos de un vertedero que se encontraba en la zona de apoyo de los pilares de ampliación del puente sobre el río Eresma. Ahora, sin embargo, los trabajos siguen el ritmo “previsto”, según las mismas fuentes, por lo que se espera su finalización para las próximas semanas.


Las más vistas