El Ayuntamiento y la Junta colaboran para salvar la mezquita

D.V.
-
El Ayuntamiento y la Junta colaboran para salvar la mezquita

La concejala de Cultura y Turismo recalca que "no se construirá sobre el muro de la mezquita ni sobre otro espacio con un horno de alfarero"

La concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, visitó hoy los primeros restos arqueológicos de una mezquita descubiertos en la península fuera de Al-Ándalus, que han salido a la luz en pleno corazón de Valladolid cuando la constructora Pavalgan inició las obras para levantar un bloque de viviendas en el número 5 de la calle Claudio Moyano. Se trata, según apuntó en declaraciones recogidas por Ical, de “un descubrimiento muy relevante para la ciudad de Valladolid”.

Redondo confirmó que, tras conocer de primera mano junto a los constructores los vestigios de la sala de oración de la mezquita y de los hornos alfareros que había alrededor, sobre esos dos espacios, (uno de unos 34 metros cuadrados y el otro de unos 25) “en este momento no se va a construir”. “Querríamos desarrollar un proyecto museístico y hacer unas mínimas intervenciones que permitieran la visualización y la toma de contacto con esa ruina, pero está todo en una etapa muy incipiente y esto merece un estudio serio y profundo, y una toma de decisiones que no se podrá aplazar mucho en el tiempo”.

En ese sentido, destacó que se trata de “un patrimonio muy interesante para la ciudad que hay que intentar salvaguardar”. “Nos consta que la Junta también está interesada en preservar esa parte importante de nuestra historia y de nuestro patrimonio, y ahora se trata de que podamos sentarnos y ver algunas posibilidades para que ese lugar que ha sido un espacio histórico muy relevante se ponga a disposición de los ciudadanos, para que puedan encontrarse con su pasado y disfrutarlo”.

Cuestionada sobre la posibilidad de plantear un intercambio a la constructora de ese solar por otro de propiedad municipal, señaló que “no se ha planteado”, al menos por el momento. “Lo que hemos hecho hoy fundamentalmente es verlo, tomar conciencia de la importancia de ese hallazgo, y ahora hay que ver si hay alguna posibilidad de llegar a algún tipo de acuerdo con la constructora porque es una propiedad privada donde se está construyendo Desde la constructora sí hay interés en poner eso a disposición del Ayuntamiento, tenemos que ver si el Ayuntamiento puede, en qué medida, y con el auxilio de otras administraciones”, explicó.