Agricultura mediará en el conflicto con Azucarera

SPC
-
Azucarera de La Bañeza. - Foto: Ana M. Díez

Milagros Marcos anuncia una reunión del Consejo Agrario para el próximo día 26 y hace una llamada al diálogo a todas la partes

La Junta de Castilla y León mediará en la crisis que sacude al sector remolachero después de que Azucarera anunciara hace unos días que rebaja en más de seis euros por tonelada el precio que pagará a los cultivadores a partir de la próxima campaña, con el objetivo de que la remolacha continúe siendo rentable para los agricultores.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera portavoz y consejera de Agricultura, Milagros Marcos, reconoció en declaraciones recogidas por Ical que el sector atraviesa una situación complicada después del desplome del precio del azúcar en los mercados internacionales, que ha pasado de los 600 euros por tonelada a los 360, a la vez que hizo una llamada al diálogo y a la responsabilidad de todas las partes para buscar una solución.

Marcos explicó que ya se han mantenido contactos con todas las partes y que el próximo día 26 se ha convocado al Consejo Agrario para analizar la situación. “En la medida de nuestras posibilidades, dado que las competencias que tiene la Junta en este sector son limitadas, el objetivo es impulsar un acuerdo necesario y fundamental entre entre industria y agricultores para mantener el cultivo en Castilla y León”, afirmó.

La consejera aseguró que es necesario buscar un acuerdo entre agricultores e industria para poder superar esta crisis e indicó que algunos países como Francia están tomando medidas para impulsar el cultivo a pesar de la difícil situación actual. En este sentido, advirtió que si cierran las industrias en Castilla y León y se mantienen abiertas las de países competidores, sería el fin del cultivo. Y es que se trata de un cultivo que sólo en el sector industrial genera en la Comunidad más de 3.000 empleos.

Por último, Marcos indicó que lo ideal para superar esta crisis sería que se tomaran medidas conjuntas en el seno de la Unión Europea para minimizar el desplome de precios y el incremento de la producción a nivel mundial.