La Junta quiere comprar 28 pisos a la Sareb para alquilarlos

Óscar Fraile
-

La intención de Fomento es que estas viviendas pasen a formar parte de su parque público. Dieciséis están en la capital y doce, repartidas en 6 pueblos. El proyecto busca reforzar el parque público de alquiler, que tiene 559 inmuebles en Valladolid

La Junta busca comprar 28 pisos de la Sareb para alquilarlos - Foto: Jonathan Tajes

La Consejería de Fomento intentará adquirir 28 viviendas de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocida popularmente como ‘banco malo’. La intención es utilizar estos inmuebles para ampliar su parque público de alquiler, que en la provincia está compuesto por 559 inmuebles, de los cuales 549 tienen inquilinos y diez están pendientes de reparación o de la realización de algunos trámites administrativos para que también puedan tener inquilinos.
Según los datos facilitados por la Consejería de Fomento, de las 28 viviendas, 16 están ubicadas en la capital, cinco en Laguna de Duero, dos en Cigales, dos en Villabáñez y otras tres en Arroyo de la Encomienda, Tudela de Duero y Valdenebro de los Valles.
Estas viviendas ya estaban gestionadas por la Junta desde 2015 gracias a una cesión de la Sareb. Pero este convenio, en el que la Junta invirtió 660.000 euros, ya ha finalizado, por lo que Fomento buscará quedarse con las viviendas en propiedad. Eso sí, no podrá ser de forma inminente porque la Consejería de Juan Carlos Suárez-Quiñones todavía no sabe el presupuesto con el que contará, a expensas de la aprobación de las cuentas regionales. «Existe voluntad de adquisición, pero no se puede materializar ni concretar mientras no sepamos cuál va a ser el presupuesto», confirman desde Fomento.
Esta medida llegará en mitad de una escalada de subidas del precio de los alquileres de viviendas. Según un reciente informe del portal Idealista, el precio del metro cuadrado ofertado llegó a mediados de este año a su récord, tanto en la provincia (6,9 euros por metro), como en la capital (7,2). Bien es cierto que el precio ofertado suele ser superior al que finalmente pagan los inquilinos después de negociar. De hecho, otro reciente informe del Ministerio de Fomento, realizado en base a los depósitos que pagan los arrendatarios, reveló que la renta media que se paga está un 23 por ciento por debajo de lo que se pide en los portales inmobiliarios.
El parque en Valladolid. De las 559 viviendas del parque público de alquiler, 293 están en Valladolid, 77 en Medina del Campo, 54 en Tordesillas, 34 en Peñafiel, 22 en Medina de Rioseco, 17 en Simancas, 13 en Fresno el Viejo, ocho en Mojados y el resto se reparte en Tudela de Duero, Valdenebro de los Valles, Villalar de los Comuneros, Villalón de Campos, Villardefrades, Alaejos, La Cistérniga, Fuensaldaña, Íscar, Montemayor de Pililla, Olmedo, Pedrajas, Portillo, Pozaldez y Quintanilla de Onésimo.
La burbuja del mercado del alquiler ha provocado que la Administración empiece a tomar medidas para facilitar el acceso a la vivienda en este régimen a las personas con mayores dificultades económicas. Sin ir más lejos, el Ayuntamiento de Valladolid dedicará parte de su presupuesto de 2020 a la adquisición de 50 viviendas. La Concejalía de Planificación Urbanística tiene un marcha de fomento del alquiler de viviendas vacías que demuestra la alta demanda de viviendas que hay, un factor que, unido a la escasa oferta, ha contribuido a que los precios suban. El pasado verano había algo más de 50 viviendas dentro de este programas para 132 demandantes. Además, recientemente la Consejería de Fomento ha aprobado una subvención para el Ayuntamiento de Valladolid de más de 540.000 euros para construir 25 viviendas en el paseo del Obregón que se destinarán a alquiler social. Es el 15,5 por ciento del coste de la promoción.
Otras medidas de Fomento. La Junta también tiene en marcha un programa de fomento del alquiler de viviendas en el que juega un papel de intermediario que garantiza el pago de la renta de los propietarios a cambio de que ofrezcan un precio que «no podrá ser superior al 80 por ciento del alquiler de una vivienda de protección pública de régimen general a diez años situada en el mismo municipio en el que se encuentre la vivienda».
En la actualidad hay cuatro viviendas disponibles, todas en Valladolid (paseo del Cauce y calles Vizcaya, José de Calasanz y Cárcava), con precios que van de los 284 a los 384 euros al mes, según la información de la web de Vivienda de la Junta.