Los hosteleros no abrirán sus establecimientos el 11 de mayo

D.V.
-

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería ha destacado el acuerdo "unánime" de sus miembros para no abrir las puertas de los negocios el 11 de mayo en las condiciones actuales y en el caso de que la provincia pase a la fase 1

Terraza de un establecimiento hostelero en la Plaza Mayor de Valladolid.

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid (Apeh) ha destacado el acuerdo "unánime" de sus miembros para no abrir las puertas de los negocios el próximo 11 de mayo, en las condiciones actuales y en el caso de que la provincia pase a la fase 1 de desescalada, en la que se permitiría poner en marcha solo terrazas a un 30 por ciento de capacidad.

Según ha explicado la presidenta de la Asociación, María José Hernández, en declaraciones a los medios de comunicación, recogidas por Europa Press, este miércoles se celebró una Asamblea de socios por vía telemática, en la que el sentir "absolutamente unánime" era no abrir el día 11 de mayo.

"Los planes de desescalada han caído como un jarro de agua fría en el sector", ha lamentado Gutiérrez, que ha recalcado que los empresarios de la hostelería quieren "garantías para los clientes y para los trabajadores", al tiempo que consideran "un auténtico suicidio" abrir solo con un 30 por ciento de aforo permitido.

La Apeh ha añadido que también ha participado en una reunión del sector en ámbito nacional, en el que se prevé que también se va a consensuar la decisión de no abrir los negocios el 11 de mayo en los lugares que entren en la Fase 1 de la desescalada anunciada el pasado martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

También se han manifestado las dudas sobre la posibilidad de abrir, ya a partir del día 4, para servir pedidos a domicilio, pues el sector teme que se pueda considerar como que el establecimiento "revitaliza su actividad" y no tener ya causa para continuar con el ERTE, pese a que recuerdan que para preparar comida a domicilio solo haría falta reincorporar a algunos trabajadores, ni mucho menos a todos.

En cualquier caso, también se ha apuntado la posibilidad de crear un "sello" en forma de pegatina o cartel para identificar que los establecimientos reúnan las condiciones higiénicas necesarias para atender al público con garantías, como contar con geles hidroalcohólicos, desinfectar el local o que los servicios estén limpios y "en perfecto estado".