El Banco de Alimentos asiste a 15.200 personas en Valladolid

Ical
-

El presidente del Banco de Alimentos señala que la entidad benéfica solo puede llegar a un 20% de las que están en riesgo de exclusión de Valladolid

El Banco de Alimentos asiste a 15.200 personas en Valladolid

El presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, Jesús Mediavilla, señaló hoy que las cifras en torno a las carencias alimentarias “por desgracia no han bajado y están estabilizadas”, y lamentó que la entidad benéfica que representa pueda llegar solo a un 20 por ciento de las personas de la Comunidad que están en riesgo de exclusión social. Así lo puso de manifiesto en la visita al almacén logístico de la ONG del presidente de las Cortes, Luis Fuentes, donde recordó que se atiende actualmente con la entrega de distintos productos de primera necesidad a 15.200 personas en Valladolid y a 67.000 en Castilla y León, gracias a las aportaciones estatales del Fondo que gestiona el Ministerio de Agricultura y las donaciones de particulares y empresas.

“Se agradece la colaboración de las Cortes ofreciendo su sede como punto de recogida por que en los próximos días navideños se muestra la gran solidaridad de las gentes de esta tierra. Es preciso que los políticos sean capaces de vivir la realidad, y el tercer sector conoce de primera mano que todavía hay muchas personas que están en riesgo de exclusión social”, señaló Mediavilla en declaraciones recogidas por Ical.

En cuanto a la difícil situación que viven muchas familias en Castilla y León, concretó que se está dando cada vez más un perfil de matrimonios con más de 45 años y con hijos que perdieron el empleo en la crisis económica y a los que es muy difícil encontrar uno nuevo. “Tenemos datos que señalan que solo entre un siete y un diez por ciento llegan a encontrar trabajo en las mismas condiciones del que tenían antes de la crisis”, argumentó Mediavilla.

Así, lamentó que en este espectro de población haya titulados de nivel superior, grado medio, autónomos y profesionales de distintos ámbitos que “lo están pasando realmente mal y ya han pedido ayuda a amigos, familiares, padres o abuelos”, además de señalar que “les da vergüenza acudir a lugares como el Banco de Alimentos”.

Más apoyo institucional

“Entendemos que es muy duro y no hay que estigmatizar a estas personas, por lo que pedimos a todos los partidos políticos que echen una mano a todas estas familias”, arguyó Mediavilla, quien recordó que estos momentos los almacenes del Banco de Alimentos “están medio vacíos” y solo en este mes se han recuperado un poco con la segunda aportaciones anual estatatal del Fondo del Ministerio de Agricultura.

En ese sentido, se han podido entregar 12 de los 26 productos básicos que se reparten habitualmente, y el resto se compra con donaciones de ciudadanos y las aportaciones de empresas agroalimentarias y de otro tipo, que permiten que en Navidad se entreguen en los dos últimos años unas 4.000 cestas para las familias necesitadas . No obstante, desde de la entidad del tercer sector se demandó la aportación más perentoria de legumbres (alubias y lentejas), leche entera, cereales para el desayuno y briks de caldo de pollo, que es un buen complemento para hacer sopas especialmente para la personas mayores.