Primera semana de Antonio de la Rosa en el Pacífico

D.V.
-
Primera semana de Antonio de la Rosa en el Pacífico

El aventurero vallisoletano quiere ser la pimera persona en completar sobre una gran tabla de padre surf la travesía al Océano Pacifico desde San Francisco hasta Hawái en completa autonomía y sin apoyo externo

El aventurero Antonio de la Rosa ya ha completado la primera semana de expedición Oceánica, por la que pretende ser la primera persona en completar sobre una gran tabla de padre surf la travesía al Océano Pacifico desde San Francisco hasta Hawái en completa autonomía y sin ningún tipo de apoyo externo.

El 9 de junio y tras 2 semanas de espera por condiciones climáticas desfavorables, el vallisoletanp salió desde Cavallo Point, justo debajo de la orilla Norte del Conocido puente Golden Gate de San Francisco. En la primera jornada, el aventurero remó durante 15 horas de manera ininterrumpida para poder superar las famosas corrientes de la Bahía de San Francisco -donde se encuentra la antigua prisión de Alcatraz- y el gran número de cargueros y embarcaciones de gran tamaño que salen y entran al gran puerto. 

Las siguientes jornadas han sido un auténtico suplicio para Antonio, ya que la ausencia de viento y una ligera corriente del Sur que ascendía su embarcación cuando paraba, han estado a punto de echar al traste la aventura, pero su determinación y su capacidad de resistencia han conseguido que, a pesar de tener 4 días la embarcación haciendo giros sin apenas desplazamiento, consiguiera evitar el acercarse a la peligrosa costa.

“Unos días antes de salir sabía lo que me encontraría, las previsiones meteorológicas en estos tiempos son muy acertadas, incluso pensaba que sería peor”, señala. “Tenía claro que tendría que pelear los primeros días por mantener la posición frente a la Bahía de San Francisco a la espera de los vientos Noroeste, como así ha sido” ha dicho Antonio.

Efectivamente, los últimos 2 días el viento está desplazando su embarcación hacia las costas de Baja California a una buena velocidad, aunque corre el peligro de entrar en la zona de las calmas, y volvería a tener una situación similar a la de los primeros días.

Próximamente pasará cerca de la Isla Guadalupe, donde se han registrado los avistamientos de los tiburones blancos más grandes del mundo.