Arroyo refuerza la vigilancia contra el botellón en San Juan

R.G.R
-
Arroyo refuerza la vigilancia contra el botellón en San Juan

El Ayuntamiento mantiene efectivos policiales en la zona del parque del Socayo y el frontón para evitar que los jóvenes puedan realizar botellones como ha ocurrido otros años

El Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda es consciente de los botellones que se forman en las inmediaciones de las riberas del Pisuerga junto al parque del Socayo con motivo de la celebración de las fiestas patronales de San Juan. Los actos de las fiestas se concentran de forma mayoritaria en esta zona, al contrario de lo que ocurre en San Antonio de Padua. El parque del Socayo y las inmediaciones del frontón son un atractivo para los jóvenes, que acuden de forma masiva. Durante los últimos años, se han registrado en la zona botellones de jóvenes que han ocasionado molestias a los vecinos del municipio que residen en los alrededores y que, especialmente, generan una penosa imagen debido a la gran cantidad de suciedad que se almacena. 
El Ayuntamiento tiene que hacer un sobreesfuerzo durante estos días festivos debido a que los servicios de limpieza se encuentran el parque y las riberas del Pisuerga llenas de suciedad y de restos del botellón registrado la noche anterior.  Por ello, el Ayuntamiento va a poner en marcha este año una campaña para intentar acabar con los botellones en esta zona. El parque de Socayo es el escenario de esta concentración de jóvenes, especialmente durante la jornada del sábado. 
Sin ir más lejos, el año pasado cerca de 5.000 jóvenes se concentraron en las inmediaciones de la carpa, frontón, parque lúdico y parque del Socayo en una quedada que se realizó en parte a través de las redes sociales. Durante buena parte de la tarde y ya entrada la noche, todos los jóvenes se concentraron en esta noche aprovechando la colocación de la carpa y el resto de casetas para realizar un botellón de dimensiones considerables. 
En buena medida, esta concentración vino motivada por una concentración similar que ya se produjo un año antes en la misma zona con motivo de las fiestas patronales. «Es algo difícil de contener porque muchos de ellos llegan a través de las redes sociales», reconoce el alcalde, José Manuel Barrio. El año pasado se registraron cuatro casos de coma etílico durante la jornada del sábado. «Es complicado porque llega mucha gente de fuera del pueblo al tratarse de las primeras fiestas y buscan los sitios más rebuscados por la zona de la ribera del río y es difícil controlarlos a todos».
No obstante, el regidor municipal indicó que los coches de la Policía Local y de la Guardia Civil estarán patrullando la zona durante las fiestas patronales y en especial durante la jornada del sábado. «Se ha reforzado el servicio de la Policía Local y se va a hacer una campaña de vigilancia para evitar en la medida de lo posible todo tipo de incidentes». 
El Ayuntamiento también se ha encargado de que estén presentes en la zona las ambulancias suficientes para encargar a cualquiera de los jóvenes por si pudiera ocurrir cualquier percance. El año pasado se atendió en la zona a cuatro de ellos por? intoxicación etílica. «Es el único aspecto de las fiestas que nos preocupara porque no tiene una solución fácil». 
Además de la celebración de botellones, los miembros de las peñas también deber tener conciencia suficiente para que el parque se mantenga en unas condiciones de limpieza suficientes durante todas las jornadas. Al ser las fiestas de San Juan, toda la actividad se concentra en la zona de Arroyo núcleo y eso hace que miles de personas se desplacen hasta esta parte, con las complicaciones que ello conlleva.