Quiñones se compromete a unas 300 actuaciones de depuración

SPC
-

Un acuerdo con las nueve diputaciones permitirá invertir 120 millones en los pueblos entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes para depurar sus aguas

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visita la nueva depuradora de Moraleja del Vino. - Foto: José Luis Leal (Ical)

La Junta anunció ayer su compromiso de realizar 300 actuaciones de depuración de aguas durante esta legislatura, con una inversión aproximada de 120 millones, en municipios que tengan entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes y dentro del acuerdo con las nueve diputaciones de la Comunidad.
«La pandemia nos ha llevado por delante muchas cosas pero hemos de seguir trabajando para controlarla y para dar servicio a los pueblos. No nos vamos a quedar en completar la depuración en localidades de más de 2.000 habitantes porque nos queda depurar las de menos, muchas de las cuales vierten sus aguas directamente a nuestros ríos», expuso el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. «No podemos consentirlo y el programa de gobierno del Partido Popular y Ciudadanos dice claramente que hay que conseguir depurar todas las aguas en Castilla y León», subrayó.
El acuerdo con las diputaciones, que se realizará «en los próximos 20 días», indica que la Junta de Castilla y León aportará el 40 por ciento de la inversión para la depuración de aguas en municipios que tengan entre 500 y 2.000 habitantes; la Institución provincial correspondiente, otro 40 por ciento, y los ayuntamientos, el 20 por ciento restante.
«Lo vamos a hacer de la mano de las diputaciones, que son los mejores socios, y los ayuntamientos, para terminar ese escalón, que supondrá obra pública, empleo y actividad económica muy relevante. Es un esquema solidario: todos a una, a favor de la depuración de los municipios», afirmó. «El tercer escalón es la depuración para municipios de menos de 500 habitantes equivalentes, con una inversión que está ahora en los primeros diseños, de más de 150 millones, que continuará su ejecución en la próxima legislatura para conseguir ese límite cero de aguas sin depurar a nuestros ríos», apuntó.
Suárez-Quiñones hizo estas declaraciones en el Ayuntamiento de Moraleja del Vino (Zamora), después de visitar la nueva estación depuradora de aguas residuales del municipio, en la que la Junta ha invertido 1,5 millones. Los ayuntamientos de Moraleja del Vino y Casaseca de las Chanas han aportado un cuarto de millón y Somacyl gestionará la nueva depuradora durante 25 años.
La instalación de Moraleja del Vino (Zamora) completa, en la práctica, el mapa de depuradoras que la Administración autonómica asignó a la provincia de Zamora en localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes, aunque todavía falta por terminar la de Alcañices, según determina el Plan Nacional de Calidad de las Aguas, según informa Ical.