Solo tres colegios piden personal sanitario para los alumnos

Óscar Fraile
-

La Consejería de Educación ha estimado las tres únicas solicitudes que se han cursado en la Comunidad, todas de centros de Valladolid, dentro de una iniciativa que se estrena este curso

Solo tres colegios piden personal sanitario para los alumnos - Foto: Jonatan Tajes

En febrero de este año la Consejería de Educación presentó una iniciativa, con el apoyo de la Consejería de Sanidad, mediante la cual la se comprometía a asumir el coste de contratación de personal sanitario para atender a alumnos con necesidades especiales. Para ello, los centros escolares tenían que solicitarlo a las direcciones provinciales y una Comisión Técnica creada al efecto, estudiar cada petición para dar el visto bueno o denegarlo. Pese a que el personal sanitario siempre ha insistido en que son ellos los que tienen que realizar este trabajo y que los docentes apoyan esta teoría, ya que no quieren cargar con la responsabilidad de suministrar medicamentos a los docentes, lo cierto es que solo tres colegios de la Comunidad han solicitado la ayuda de esta figura. Y los tres de Valladolid, según los datos facilitados por la Consejería de Educación, que rehusó facilitar el nombre de los mismos para respetar la confidencialidad.
Estos tres profesionales tendrán que pasar toda o parte de su jornada en los centros escolares, en función de las necesidades de los mismos. Será una forma de evitar que los profesores tengan que asumir funciones relacionadas con el ámbito sanitario, un extremo que ha provocado quejas en los últimos años. «Determinadas necesidades sanitarias las deben cubrir profesionales sanitarios, porque el personal docente no tiene la formación necesaria para hacerlo», incide el responsable provincial del sector educativo del sindicato CSIF. Necesidades que en algunos casos van más allá de darle una pastilla a un niño a una hora determinada. «Puede haber problemas que hagan que después se le reclame al profesor una responsabilidad civil, por eso nos parece lógico que sean profesionales preparados los que atiendan esas necesidades», incide Freire. Es más, el responsable de CSIF considera que se deben articular las medidas necesarias para que el Gobierno regional tenga la flexibilidad necesaria como para atender las necesidades sobrevenidas que surjan a lo largo del curso. Freire dice desconocer si el motivo por el cual solo se han tramitado tres solicitudes este curso es la falta de información en los colegios sobre esta nueva medida, pero lo que tiene claro es que «es necesario» que se consolide en el futuro.
La secretaria general autonómica del sindicato de enfermería Satse, Mercedes Gago, se muestra muy crítica con la orden firmada por Educación, porque, a su juicio, está muy alejada de la figura de la «enfermera escolar» que existe en otras comunidades y que trabaja por la «educación para la salud» en los centros. Por eso considera que este profesional debería estar presente en todos los colegios porque, según ella, casi todos tienen alumnos con necesidades especiales. «La norma es tan ambigua que delega en el personal del colegio la decisión de si un alumno lo necesita, de modo que podemos tener muchos casos de niños con necesidades especiales en los que el director del centro diga que no es así», se queja.