La lista de espera baja un 26% tras cuatro años de Perycles

A. G. Mozo
-

El Clínico es el que mejores datos obtiene en el periodo 2015-2019, tras reducir su lista en un tercio y que ocho de sus once especialidades quirúrgicas operen antes de 60 días. El Río Hortega no ha logrado mejorar las cifras de hace cuatro años

Varios de losprofesionales durante los trabajos en el quirófano. - Foto: El Día de Valladolid

El número de pacientes en lista de espera para pasar por el quirófano en Valladolid se ha reducido en una cuarta parte en los últimos cuatro años y el tiempo de demora medio que se debe aguardar para una operación lo ha hecho en 23 días. A pesar de ello, todavía hay más de cinco mil pacientes en una lista que solo ha bajado de una manera significativa en el Hospital Clínico Universitario (HCUV), donde, eso sí, se partía de unos datos mucho peores que en un Río Hortega (HURH) que se ha estancado en la franja de los 2.800 pacientes. En el Comarcal de Medina también se ha anotado una reducción del diez por ciento en la lista y de seis días en el tiempo de demora medio, un concepto que, en el caso del HCUV, se ha recortado hasta los 67 (estaba en 96 días en 2015) y que, en el del Hospital Río Hortega solo ha se ha recortado de 84 a 82 días. De este modo, un vallisoletano que deba someterse a una intervención quirúrgica tiene que esperar una media de algo más de dos meses para ser operados: 63 días.
Entre los tres acumulan 5.512 pacientes en lista y esa demora de 63 días, a tenor de los últimos datos hechos públicos por Sacyl, los del tercer trimestre de 2019 conocidos a finales de octubre: 2.835 son del Río Hortega, 2.275 del Clínico y 402 del Comarcal de Medina. Son casi dos mil menos que hace cuatro años (un 26 por ciento) cuando los tres sumaban 7.483. En el caso de los catorce centros hospitalarios de Castilla y León, hace cuatro años se aglutinaban 30.537 enfermos en lista y ahora son 27.224.

OBJETIVO: MENOS DE 65 DÍAS

Todos se acercan ya a su examen final. El 31 de diciembre concluye el Plan Perycles 2015-2019 y Sacyl hará balance, revisará a cuánto se ha quedado de su objetivo de dejar las listas en 22.500 pacientes y verá cuáles de esos catorce hospitales han cumplido con ese reto de que la demora media para operarse se situase por debajo de los 65 días. En la actualidad, Salamanca está en 123 días, por los 110 de Burgos, los 100 de El Bierzo y el Santiago Apóstol de Miranda, y los 87 del Complejo Asistencial de León.
A continuación aparece ya el Río Hortega y sus 82 días. Tampoco cumpliría el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero, que está en 79 días, mientras que el Complejo Asistencial de Soria y el Hospital Clínico de Valladolid están cerca del objetivo, con sus 68 y 67 días. Por debajo, solo centros pequeños como Palencia, Segovia, Zamora, Ávila y el Comarcal de Medina del Campo. En términos absolutos, Sacyl llega a ese último trimestre con esos 27.224 pacientes en lista, casi cinco mil más de lo establecido en Perycles, pero con un recorte en los últimos cuatro años de casi el 11%, pese a todo.
El Hospital Clínico de Valladolid es el que mejor comportamiento ha presentado durante este periodo 2015-2019 establecido en Perycles. Su lista está casi a la mitad y su tiempo de espera es un tercio más baja. Según los datos recabados por este periódico, al cierre del tercer trimestre de 2015, el HCUV tenía a 4.204 pacientes en lista con una demora de 96 días y justo cuatro años después -los últimos datos son los del tercer trimestre de 2019- los ha dejado en 2.275 y 67 días.
En este momento, ocho de sus once especialidades quirúrgicas operan antes de dos meses, cuando antes, solo eran dos: oftalmología (63 días) y cirugía torácica (25). Las únicas excepciones actuales son traumatología (87 días) y cirugía pediátrica (119), ya que urología está en 69 días, neurocirugía en 60, oftalmología y otorrinolaringología en 46, cirugía general y de aparato digestivo en 40 días, vascular en 38, ginecología en 32, cirugía torácica en 25 y cirugía cardiaca lo hace en 24 días.

EL 70% ANTES DE TRES MESES

Además, el HCUV ha conseguido terminar con todos los casos de pacientes que se pasaban más de un año en lista de espera, que eran casi cien hace cuatro años y que ahora son cero, mientras que las esperas de más de seis meses se han reducido a la mitad (aún hay 150 pacientes) y las de más de tres meses, en dos tercios (514 en la actualidad). Así, el 70 por ciento de los pacientes del Clínico pasan por quirófano antes de tres meses.
En cambio, en el Hospital Río Hortega el porcentaje de pacientes que debe esperar tres meses como máximo baja al 60 por ciento. Solo hay uno que lleve en lista más de un año (en 2015 eran 24), mientras que figuran 249 con una espera superior a seis meses (282 hace cuatro años) y 847 de más de tres (eran 772 en septiembre de 2015).
En líneas generales, el HURH ofrece datos peores que el Clínico, aunque es cierto que partía de una estadística mucho mejor. Al cierre del tercer trimestre de 2015, tenía a 2.832 pacientes en una lista en la que se esperaba una media de 84 días para operarse. La entrada en servicio del Perycles no surtió el efecto esperado en el caso de un Río Hortega que incluso anotó un pico de más de tres mil personas en lista hace un año que ahora se ha quedado nuevamente en esos 2.835.
A pesar de todo ello, el tiempo de demora ha bajado en dos días (82, 17 más de lo marcado en Perycles), si bien el análisis por especialidades no es nada halagüeño, puesto que si hace cuatro años solo tres estaban por encima de los dos meses, ahora son solo tres las que se encuentran por debajo de la franja establecida en el Plan Perycles; y en el caso de las cirugías plástica y maxilofacial, y traumatología se van hasta 115, 99 y 100 días, respectivamente.
Por detrás, los 84 días de espera en urología, los 78 de cirugía general y de digestivo, los 72 de ginecología, los 62 de otorrinolaringología, los 45 de oftalmología y los 31 días que hay en neurocirugía.

MEDINA DEL CAMPO

El tercer hospital de la provincia, el Comarcal de Medina del Campo, se mueve en otra ‘liga’, aunque allí también ha surtido efecto el Plan Perycles, ya que ha logrado reducir en seis días el tiempo de demora medio y está en 40, que es la mejor cifra de Castilla y León, junto a Palencia que, en su caso, empeora los datos de hace cuatro años.
Medina tiene a 402 pacientes en lista, 47 menos que en 2015. De ellos, 151 esperan una operación de oftalmología, con una demora de 46 días. En otorrinolaringología, la especialidad que peor está en el Comarcal, son 53. Luego aparecen los 42 días de urología, los 35 de traumatología, los 28 de ginecología y los 25 de cirugía general y digestiva.
Los datos de lista de espera en la Comunidad eran mejores hace unos meses, incluso en marzo de este año se daban por conseguidos los objetivos del Plan Perycles tras enfilar este 2019 con una lista de 22.046 pacientes, con una demora media de 63 días, pero las elecciones autonómicas de mayo y la entrada de Ciudadanos en un Gobierno de coalición con el PP, en el que Cs asumía, entre otras, la Consejería de Sanidad, ha llevado a Sacyl a una revisión en las listas de espera que hizo que afloraran casi nueve mil pacientes que, en teoría, estaban fuera de la llamada lista de espera estructural y que figuraban como enfermos que rechazaban pasar por quirófano en ese momento o que no entraban por cuestiones clínicas.

¿Y DESPUÉS DE PERYCLES?

Estadísticas sanitarias al margen, el Plan Perycles llegará a su fin el próximo 31 de diciembre sin que los profesionales tengan todavía noticias de cuáles serán los nuevos objetivos que se marquen desde la Consejería de Sanidad a partir del 1 de enero de 2020, que, de por pronto, ha empezado relevando al grueso de los equipos directivos del Clínico y del Río Hortega.