La cumbre del orden

A.G.M.
-

Sergio y Simeone comparten un libro de estilo basado en la solidez defensiva y un innegociable 4-4-2 al que cada vez le meten más jugadores ofensivos. El Pucela volverá a juntar a Toni, Plano, Sandro y Guardiola. El Atleti estrena su tridente en Liga

La cumbre del orden

Si hay un espejo en el que se mira el Real Valladolid entre la nobleza del fútbol español ese es el Atlético de Madrid de Simeone. Al margen de ese inmenso abismo económico que separa a ambos equipos, desde un punto de vista futbolístico los dos están cortados por el patrón de la solidez defensiva, abrazados a un 4-4-2 inamovible y que este año ha querido mutar con la inclusión de jugadores cada vez más ofensivos, pero sin olvidar la vocación de sus técnicos de que el orden es innegociable.
Por eso el duelo del domingo en Zorrilla (16.00 horas) se presenta como una especie de cumbre del orden, pese a que el último choque entre ambos en el feudo pucelano se saldó con un 2-3, impropio del libro de estilo de Sergio González y Diego Pablo Simeone. Los dos eran centrocampistas de raza y con un elevado grado de competitividad, por lo que el fútbol de sus equipos va muy en esa línea.
El técnico argentino ha tenido que rehacer su equipo este verano tras las salidas de jugadores como Juanfran, Filipe Luis, Godín, Rodri y Griezmann. Han llegado a la zaga Trippier, Lodi, Felipe y Hermoso -un exblanquivioleta-, Herrera y Marcos Llorente han reforzado la medular, y el jovencísimo Joao Félix se ha convertido de golpe en la estrella de un equipo, encumbrado por ser el fichaje más caro de su historia.
Los 126 millones pagados por el portugués son más del doble del presupuesto anual de este Pucela que se ha gastado más en remozar el estadio que en fichar jugadores. Sergio también ha retocado su once base del año pasado, con los Pedro Porro, Salisu, Fede San Emeterio y Sandro, pero el resto de la escuadra titular se parece bastante a la de la pasada temporada; incluso a la que logró el ascenso hace dos.
Cambian los nombres, pero no cambia el plan en uno y otro bando. Ambos equipos han marcado el mismo número de goles (siete), aunque el Atleti los ha conseguido rentabilizar mejor, ya que solo ha encajado cuatro, justo la mitad que el Real Valladolid. Así, el Atlético se presenta en Zorrilla en la tercera posición, con 14 puntos (a uno del líder) y el Pucela es décimo, con 9, cuatro por encima del descenso.
Siete goles en siete partidos, pese a la apuesta de ambos técnicos por jugadores cada vez más ofensivos. Sergio volverá a juntar a Toni Villa, Óscar Plano, Sandro y Guardiola, mientras que Anuar será el acompañante de Míchel en el eje de la medular, tras confirmarse que Alcaraz será baja durante cuatro semanas y San Emeterio no llegar a tiempo tras toda la semana renqueante. En defensa, la lesión de Pedro Porro parece despejar el camino para que sea Javi Moyano el que complete la zaga tipo de Kiko Olivas, Salisu y Nacho. Simeone, en esa creciente apuesta por nombres ofensivos, se plantará en Zorrilla con un tridente inédito en Liga, pero que ya lució el martes en Champions: Joao Félix, Morata y Diego Costa (otro ex del Pucela).
JOAO FÉLIX

El argentino ha venido utilizando al portugués en la delantera, bien con Morata, bien con Costa, ya que los dos arietes se han ido turnado con las lesiones, pero ahora están los tres disponibles y la idea del Cholo es que Joao Félix juegue a la derecha, con libertad total  de movimientos en ataque, tal como solía hacer en el Benfica. Y ese será uno de los retos defensivos de los de Sergio, tratar de minimizar los daños del ‘7’ en ese juego entre líneas para dejar paso a Trippier. El lateral inglés, al igual que el brasileño Lodi por la izquierda, se convierte en un extremo más en ataque, lo que exigirá el absoluto compromiso de Toni y Plano para defender una subidas que suelen ser cubiertas por Koke y Saúl, dos indiscutibles en la medular, junto a un Thomas que se doctoró en el derbi frente al Real Madrid y que se cruzará sobre el césped con su compatriota Salisu; ninguno de los ghaneses partía como titular en su equipo, pero los dos se han ganado un puesto.
El Pucela llega al duelo con dos victorias, tres empates y otras dos derrotas en su haber, después de que haya disputado cinco de los siete encuentros a domicilio (dos victorias, un empate y dos derrotas). Los dos choques de Zorrilla, ante Osasuna y Granada, se saldaron con sendos empates. Ha marcado en todos los encuentros, menos ante el Levante y el Villarreal, y encajó siete de sus ocho goles en las segundas partes; Masip solo dejó la portería a cero el domingo pasado frente al Espanyol. El Pucela acumula una posesión media del 44%, con 2.515 pases, con un porcentaje de acierto del 76%.
ESTADÍSTICA

El Atlético, por su parte, cuenta con cuatro victorias (dos como local y dos fuera), dos empates (ambos a cero en casa) y solo una derrota (frente a la Real Sociedad en el Metropolitano). Jan Oblak ha dejado la portería a cero en cinco de los siete partidos y los cuatro tantos encajados se reparten a partes iguales entre la primera y la segunda parte; actualmente, es el segundo equipo menos goleado de Primera, por detrás del Athletic de Bilbao. Además, el Atleti acumula 3.122 pases en lo que va de Liga, con un porcentaje de acierto del 82%, y con una posesión media que se va al 51%.
Koke y Saúl son los jugadores que más pases dan en el Atleti (418 y 353) y también los que más balones han recuperado (10 y 9). En los locales,  Míchel es el jugador que más pases ha dado (297) y el que más esféricos ha recuperado (10).
Los goleadores rojiblancos son Joao Félix y el lesionado Vitolo, con dos goles cada uno, mientras que en las huestes blanquivioletas, el pichichi es Óscar Plano, con tres (en cinco disparos), seguido de Sergi Guardiola (dos goles en cuatro tiros).
El del domingo será el partido número 43 entre el Real Valladolid y el Atlético de Madrid en Zorrilla. De los anteriores, 12 se decantaron del lado pucelano, 18 del rojiblanco y en los otros 12 firmaron tablas. El año pasado, aquel 2-3. El equipo blanquivioleta no atraviesa por su mejor racha, ya que para encontrar el último triunfo ante el Atleti hay que remontarse a la temporada 2008/09, cuando se impuso por 2-1, con goles de Vivar Dorado y Javier Baraja. Desde entonces solo han coincidido cuatro veces en Primera y todas se han saldado con derrota local.

HISTORIA

Liga al margen, el Atléti es el rival con el que más veces se ha visto las caras el Real Valladolid. 104 partidos que arrancaron, en Copa, en 1942 contra el entonces Atlético Aviación, y continuó en Liga a partir de 1948, según repasan los medios del club. Las mayores alegrías se registraron coincidiendo con el cambio de milenio, años en los que el Pucela encadenó (como local) cinco victorias consecutivas y ocho partidos sin perder (uno de ellos de Copa).