Desarticulado un punto de venta de heroína en Las Delicias

D.V.
-

La Policía Nacional detiene a un hombre de 57 años que operaba desde la calle General Shelly. Los agentes del Grupo VIII intervinieron 50 gramos de heroína y cocaína

Material incautado por la Policía Nacional, en el marco de la Operación Altillo, a una persona detenida que se dedicaba presuntamente a la venta de drogas en el barrio de las Delicias - Foto: Ical

La Policía Nacional de Valladolid detuvo el pasado jueves, gracias a la colaboración ciudadana, a un hombre de 57 años y con 35 antecedentes policiales como presunto autor de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes. Los agentes le intervinieron 25 gramos de heroína y 25 gramos de cocaínas, que hubiera permitido la elaboración de más de 350 dosis de ese tipo de sustancias para su venta directa al menudeo, alcanzando un valor en el mercado ilícito de 5.100 euros.

La Operación Altillo, llevada a cabo por el Grupo VIII de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid, ha permitido la desarticulación de un "importante" punto de venta de droga al menudeo en barrio de las Delicias de Valladolid, lo que ha supuesto que A. P. S. haya acabado en prisión, tras la decisión del Juzgado de Instrucción número 3 en funciones de guardia.

La colaboración ciudadana ha sido fundamental para poder llevar a cabo la detención de este hombre, dado que las investigaciones comenzaron cuando los agentes recibieron varias denuncias vecinales acerca de un individuo que residía en la calle General Shelly, el cual presuntamente se estaba dedicando a la venta de sustancias estupefacientes, tanto en su domicilio como en las proximidades del mismo.

La Policía Nacional estableció un dispositivo en la zona al objeto de comprobar la existencia e identificar a las personas que pudieran tener participación en esta actividad ilícita, comprobando como A. P. S. realizaba las ventas de las sustancias estupefacientes principalmente en las calles próximas a su domicilio.

La investigación iniciada a principios de febrero ha tenido gran dificultad, debido a las numerosas medidas de seguridad adoptadas por el ahora detenido, con el propósito de intentar detectar la presencia policial, ya que había sido detenido con anterioridad por el mismo grupo de investigación por hechos similares en el año 2014, en la denominada Operación Pegaso.

La Policía Nacional llevó a cabo el jueves pasado un amplio dispositivo policial, integrado por Unidades de Intervención Policial,  Policía Judicial y Guías Caninos, que acabó con la detención del investigado y un registro domiciliario, donde se incautaron 25 gramos de heroína, 25 gramos de cocaína, 225 euros, armas prohibidas y numeroso material para la elaboración y venta de las sustancias estupefacientes al menudeo.