«Diseñaré la Ejecutiva con sensibilidad. Quiero que dure»

M.R.I.
-

Manuel Escarda será oficialmente elegido el próximo día 13 como secretario provincial del PSOE en el congreso extraordinario convocado para relevar a Teresa López

Manuel Escarda centrará su trabajo en la provincia - Foto: Wellington Dos Santos Pereira

El futuro secretario general del PSOE, Manuel Escarda, tiene muy claras las prioridades de su partido. Lleva semanas definiendo el proyecto que estos días está presentado a los afiliados en su recorrido por las agrupaciones locales, donde reitera su apuesta por la provincia y por mejorar los resultados  en ese ámbito. Una ruta que acabará en el congreso extraordinario del próximo 13 de octubre, donde llega como candidato único tras la retirada de Luis Miguel Gómez, portavoz municipal en Mayorga.
Escarda, afiliado al PSOE desde  1993, ya conoce lo que es estar en la dirección provincial porque formó parte de la Ejecutiva de Mario Bedera. En aquel momento, se encargó de la secretaría provincial de Memoria Histórica, la primera que tuvo el partido a nivel provincial. Y ahora vuelve a la primera línea tras haber dado el salto el pasado mes de abril a la política nacional como senador. Un puesto al que volverá a presentarse en las elecciones del próximo 10 de noviembre y que considera «perfectamente» compatible con la responsabilidad de la secretaria provincial.
De hecho, adelanta ya la idea de recuperar la oficina parlamentaria, que ya existió en etapas anteriores, para facilitar el contacto directo entre los parlamentarios (diputados y senadores) con los alcaldes y concejales sociales, pero también con los ciudadanos. «Se trata de poder canalizar los problemas de los pueblos», apunta. Además, habrá una persona en la Ejecutiva encarga de coordinar esta relación. 
También creará un enlace entre la dirección provincial y los diputados provinciales. Aunque antes debe resolver el problema pendiente de designar al portavoz socialista en la Diputación. Una herencia envenenada de su compañera, Teresa López, que no pudo resolver sin conflicto su marcha de la institución provincial. «Hablaré con todos los diputados para resolver este asunto», apunta. Además, apunta que los diputados provinciales se dividirán por áreas de influencia y comunicación. Y también un miembro de la Ejecutiva trabajará con ellos y coordinará acciones.
Un trabajo que entiende que debe ayudar a «mejorar» los resultados electorales en la provincia, ya que apunta que en la capital fueron buenos el 28-A.
Talante. El próximo secretario provincial considera que su «talante» es la mejor arma para garantizar una transición tranquila y no abrir nuevos enfrentamientos con otras corrientes. «Diseñaré la Ejecutiva con sensibilidad. Quiero hacer algo que dure», apunta. Y se muestra satisfecho de que las corrientes críticas le hayan ofrecido colaboración. En este sentido, apunta que los conflictos del partido «no se deben anteponer a las necesidades de los ciudadanos» y se compromete a trabajar para resolver ambas cuestiones.