Valladolid apuesta por las viviendas de convivencia

D.V.
-

Viviendas de la sociedad municipal VIVA se ponen a disposición de los alumnos a cambio de un compromiso social

El alcalde Óscar Puente y el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, presentan el Plan de Vivienda y firma del convenio entre Ayuntamiento, Sociedad Municipal de Vivienda y Suelo y Universidad de Valladolid. - Foto: Ical

La Universidad de Valladolid y el Ayuntamiento de la capital renovaron hoy un convenio para el mantenimiento del programa de convivencia en viviendas, iniciativa que permite el acceso de universitarios a viviendas en régimen de alquiler a precios asequibles a cambio de prestar su ayuda al resto de los inquilinos de los inmuebles

El convenio fue rubricado por el alcalde, Óscar Puente; el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo Cabrerizo; y el concejal de Planeamiento Urbanístico y presidente de la Sociedad Municipal del Suelo y Vivienda (VIVA), Manuel Saravia.

El convenio se ubica el Programa Menos 35, con el que el Ayuntamiento pretende apoyar a los jóvenes en su proceso de emancipación del hogar familiar y les facilita el acceso a la vivienda, con la asunción de ciertas responsabilidades.

El nuevo, según explicó el alcalde, persigue un triple objetivo: facilitar la emancipación de los jóvenes, fomentar la convivencia y la interacción compartiendo un espacio común que les ayude en su desarrollo como ciudadanos y, también, colaborar en planes sociales municipales.

Los jóvenes universitarios dispondrán de un apartamento o vivienda de uso propio, y como contraprestación deberán compartir las zonas comunes con los mayores que habitan estos edificios. O se les cede un apartamiento o vivienda municipal con el compromiso por su parte de llevar a cabo labores de control y apoyo a la comunidad de inquilinos o, en su caso, para colaborar en programas sociales de interés municipal.

Las viviendas municipales adscritas a este Plan de Actuación podrán provenir de las cinco promociones en alquiler, ubicadas en distintas zonas de la ciudad: Julián Humanes número 3, Feliciano Escudero número 20, Monasterio de Santa María de la Vid número 6, Florencia número 1 y Yunta números 7-9.

Por su parte, Largo Cabrerizo, destacó que se trata de una iniciativa que supone una solidaridad doble, con los estudiantes con menos recursos económicos y a los que se les facilita el acceso a una vivienda, y la solidaridad de éstos con sus vecinos mayores.