Las bodegas de DO Rueda tienen problemas de internet

R.G.R
-

El Consejo Regulador denuncia que las líneas de internet solo disponen de 10 megas de bajada y tienen «problemas» para las tramitaciones con las administraciones

Las bodegas de DO Rueda tienen problemas de internet - Foto: Jonathan Tajes

Problemas para las bodegas de Rueda por la falta de líneas de conexión a internet rápidas. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen se ha puesto manos  a la obra para denunciar una situación que las empresas de los pueblos de la zona llevan sufriendo desde hace años. El director general de la DO, Santiago Mora, manifestó que la línea existente en la zona proporciona a la mayor parte de las bodegas una velocidad de subida y de bajada que es claramente insuficiente para las necesidades de las bodegas, lo que conlleva que sean «menos competitivas» que otras ubicadas en otras denominaciones. 
Mora indicó que sufren problemas a la hora de llevar a cabo su rutina diaria en funciones tan básicas para su negocio como el uso del correo electrónico y especialmente en la tramitación con la Administración. «Por ejemplo, cuando solicitan alguna ayuda o cualquier otro asunto con la Junta de Castilla y León se hace todo vía telemática y sin una buena conexión a internet es muy difícil». 
El director indica que han denunciado esta situación, que se produce de forma especial el municipio de Rueda donde están ubicadas 23 de las 68 bodegas de la denominación. Pero las bodegas llevan soportando la falta de velocidad en la conexión durante años y hace que se «lastre su competitividad». Mora manifestó que las bogas tienen problemas incluso para el funcionamiento del correo electrónico a la hora de descargar algunos archivos. «Si es muy grande algunos no pueden y eso supone un problema importante». 
El director manifestó que las empresas bodegueras ven mermado su funcionamiento en numerosos aspectos, aunque destacó que no tienen estos inconvenientes a la hora de recibir pedidos a través de sus páginas web. «Es más en el día a día». 
Eso sí, desde el Consejo Regulador indicaron que la instalación de la fibra óptica llegará en los próximos meses al municipio, ya que está comprometida la actuación para dotar al municipio de Rueda de una velocidad acorde a las necesidades que tiene el tejido industrial que está ubicado en el pueblo. «Si llega la fibra se solventarán los problemas que llevamos sufriendo desde hace tiempo».  
Las bodegas no entienden cómo es posible que un pueblo como Rueda tenga estos problemas. Han intentado en varias ocasiones solventar este problema sin éxito, ya que lastra tanto su funcionamiento en el día a día y también algunos otros aspectos como la propia seguridad de las instalaciones. Una bodega, que prefiere permanecer en el anonimato, indica que hace unos días han tenido que desechar la idea de colocar una segunda cámara de vigilancia porque la empresa instalado les ha comunicado que la potencia de la señal de wifi no era suficientemente potente para que funcionara de forma correcta. «Tenemos problemas con las cosas que hacemos cada día, va muy lento. Un día hemos tenido un problema porque no nos ha dejado hacer un trámite que teníamos pendiente con la Agencia Tributaria», indican, A la par que señalan que el problema en Rueda no es único de las bodegas porque en las casas particulares sucede lo mismo. «No se puede comparar nuestra velocidad con lo que sucede en otros sitios. Aquí va muy lento». 
Desde hace años. La crítica por la situación es todavía mayor en el caso de Bodegas Altos de Ontañón. «Nuestra primera cosecha fue en el año 2015 y desde entonces hemos tenido problemas. Al parecer no puede llegar una conexión mejor en nuestra ubicación y tenemos que conformar con una velocidad muy lenta para hacer todos los trámites», indican.  Desde esta bodegas comentan que algunos negocios se las han tenido que ingeniar para intentar ingeniárselas para mejora en este problema, pero no ha sido fácil. «Nosotros no tenemos más remedio que tener internet vía móvil y en ocasiones se cae todo, hasta el teléfono».
En el caso de Bodegas Javier Sanz, ubicada en La Seca, también apuntan que se ven obligados a trabajar con un internet que funciona demasiado lento. «Muchas veces tenemos problemas porque la persona que trabaja en comunicación no pueda hacer modificaciones en la página web porque no va a suficiente velocidad. Sí, tenemos problemas en ese sentido», comentan.