La boda que acabó en un secuestro de 24 horas

A .G. Mozo
-

La Guardia Civil libera en Lugo a una menor raptada de un instituto de Olmedo por los padres de su novio. La familia de la chica no aceptó el «arreglo» para que se casara con el joven, mayor de edad, y, tres días después, se la llevaron por la fuerza

Su historia de amor terminó casi antes de empezar. Con la puerta de ‘su’ primer piso destrozada y con el chico en una celda de la prisión, acusado de secuestrar a su propia novia. Un equipo de la Guardia Civil se lo explicó la mañana del siguiente del rapto, justo mientras le ponía las esposas.
24 horas antes había comenzado una fulgurante investigación de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Valladolid en la que se llegó a temer que la menor, de 15 años, estuviese ya camino de Alexandria, la localidad rumana de la que son oriundas las familias; donde se conoció la pareja. Los más de 3.100 kilómetros de distancia desde Olmedo y la legislación de Rumanía hubieran dificultado un exitoso operativo al que se sumaron expertos en investigación de raptos y seguimientos de la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil y, finalmente, antidisturbios de los GRS, que se encargaron de franquear, por las malas, el acceso al piso de Lugo en el que estaba la chica; la pareja ajena a todo, hasta a que aquello era un secuestro, fue sorprendida viendo la tele.
La liberación se produjo a las once de la mañana del jueves 7 de marzo. La denuncia se había interpuesto solo 24 horas antes, pero en realidad todo tiene su origen en el domingo, cuando la familia del joven se presentó en el domicilio olmedano de los padres de la novia para buscar un «arreglo» para casar a la niña (15 años) con su hijo (de 18), según relataron los padres de la chica; después de varios interrogatorios, eso sí. La Guardia Civil no ha conseguido averiguar «si se ofreció algún pago», tal como es costumbre «en ciertos clanes rumanos». «Los padres dijeron que no, que la chica era muy joven y que tenía que seguir estudiando, y que no podía irse con ellos a Oviedo (donde viven)», detallan fuentes del caso a El Día de Valladolid.
Liberada una menor de Olmedo tras secuestrarla su novioLiberada una menor de Olmedo tras secuestrarla su novio - Foto: Guardia CivilLo que no podían imaginar era que el noviazgo iba a fructificar por las malas. A las once de la mañana del 6 de marzo, se presentaron a la salida al recreo del IES Alfonso VI, donde cursa sus estudios la menor, «la agarraron y la introdujeron por la fuerza en un coche», concretan. Unas primas de la chica avisaron al director del instituto, que se alertó a la Guardia Civil, que puso un marcha la Operación Luluva (por el fugaz viaje de Lugo a Valladolid), de la que dio cuenta este jueves el teniente coronel Javier Peña, jefe de Operaciones de la Comandancia de Valladolid, quien explicó que los presuntos secuestradores llamaron a los padres para informarles de que la tenían ellos y de que «estaba bien». Pero secuestrada.
Después de averiguar que no estaba en Oviedo, como sería previsible, sino en casa de unos familiares en Lugo, este equipo se desplazó hasta la ciudad gallega y liberó a la chica, quien se encontraba en perfecto estado de salud y sin signos de agresión sexual ni de otro tipo. Es más, al conocer que el juez decretaba el ingreso en prisión del novio, declaró que ella no se sentía retenida y le exculpó. La Guardia Civil detuvo también al padre, quien quedó en libertad con cargos, mientras que en el caso de la madre solo le imputó un delito de detención ilegal.


Más fotos:

Liberada una menor de Olmedo tras secuestrarla su novio
Liberada una menor de Olmedo tras secuestrarla su novio - Foto: Guardia Civil
Liberada una menor de Olmedo tras secuestrarla su novio
Liberada una menor de Olmedo tras secuestrarla su novio - Foto: Guardia Civil