La Diputación destina 12 millones a financiar la desescalada

D.V.
-

El equipo de Gobierno presenta una serie de medidas para paliar la situación económica de pymes, autónomos, ayuntamientos y de las familias más desfavorecidas

La Diputación destina 12 millones a financiar la desescalada

La Diputación destinará 12,7 millones de euros para paliar los efectos económicos de la crisis provocada por la covid-19. El presidente de la institución, Conrado Íscar, presentó esta mañana un plan de contingencia destinado a ayudar a las pymes, los autónomos, los ayuntamientos y las familias más necesitadas. La Diputación pretende unir 2.266.000 euros procedentes de diferentes modificaciones de partidas del actual presupuesto 2020, los 826.000 suplementarios recibidos de la Junta de Castilla y León dentro del Acuerdo Marco de Servicios Sociales, y 6.114.000 euros procedentes de remanentes, entre los que incluyen los 2.669.000 euros de superávit que, en principio, se tiene que dirigir a inversiones financieramente sostenibles. Ello permitiría destinar al Plan de Choque de la Diputación de Valladolid la cifra de 12.773.000 euros. En este sentido, el presidente indicó que intentará llegar a un acuerdo con el resto de grupos de la oposición para que las medidas estén pactadas antes de su aprobación en el pleno del mes de mayo. "Queremos que sea el plan de toda la Diputación".

Asimismo, indicó que se han mantenido reuniones con el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, para que el Ejecutivo central permita a las administraciones locales destinar el remanente de tesorería a paliar esta crisis.

Así, el plan contempla tres líneas básicas de actuación. La primera de ellas está basada en la promoción del desarrollo económico y defensa del empleo, a la que se destinarán 5.000.000 de euros, con atención especial a los autónomos y a las micropymes. Este primera apartado se divide en seis segmentos de actuación. Los autónomos que hayan cesado su actividad o que aun manteniéndola, hayan bajado su facturación un 50%; una línea de financiación para subvencionar los intereses de aquellos créditos concedidos a raíz de la crisis; consultoría, acompañamiento y asesoramiento para el tejido empresarial; apoyo a la digitalización, modernización e innovación para autónomos, pymes, comercio; comercio de proximidad y hostelería, y promoción de la cultura y el comercio. 

El segundo de los grandes pilares será el reforzamiento de las políticas sociales. En este sentido, Íscar indicó que se ha producido ya un aumento de las ayudas de emergencia y otros aspectos que hacen presagiar que la crisis económica tendra una gran envergadura y ya ha comenzado. "Es imprescindible incrementar las partidas de gasto social para atender especialmente a los más vulnerables". 

Por último, el tercer aspecto se centrará en los ayuntamientos para ayudar a sufragar los costes que están teniendo que afrontar como consecuencia de la crisis sanitaria. Se destinarán a este ámbito un total de 2.750.000 euros, de los que 750.000 euros serán transferencias directas y 2.000.000 de euros se destinan a financiación a través de Caja de Crédito de la institución. 

El equipo de Gobierno también ha decidido destinar 1,8 millones para un posible rebrote de la pandemia con la llegada del otoño