Carlota Ciganda se reencuentra con la gloria

EFE
-

La navarra suma su primer triunfo del Circuito Europeo seis años después del German Open 2013

Carlota Ciganda se reencuentra con la gloria - Foto: Quique Garcia

Carlota Ciganda, con una vuelta final de 71 golpes (par), para un total de 276 (-8), se ha impuesto en la tercera edición del Estrella Damm Mediterranean Open, torneo del Circuito Europeo Femenino que concluyó este domingo en el CG Terramar de Sitges (Barcelona).
A sus 29 años, la duodécima del ránking mundial, habitual del Circuito estadounidense, ha tenido que esperar seis años para volver a ganar en Europa; su ultima victoria fue en el German Open, el 20 de mayo de 2013 en Múnich. También ha sido su primera victoria del Circuito Europeo en España y el cuarto en el Circuito Europeo.
"Ha sido un triunfo que me hace especialmente feliz, tanto por mí, por España, por mi familia y por todos los que me ha apoyado. El viento ha puesto el campo, ya de por si difícil, más complicado aún, pero lo ha sido también para las demás jugadoras", comentó al final. "Los últimos hoyos estaban realmente difíciles y no era momento de arriesgar. La verdad es que en el hoyo 17 me pasó por la cabeza que podría ir al playoff como en el 2017, pero no ha sido así y me siento orgullosa de ganar, por fin, en mi país", concluyó.
Estaba claro que la alemana Laura Fuenfstueck, que ayer jugó como líder muy cómoda y sin presión, hoy, aunque con dos golpes de ventaja sobre la española, sí que la iba a notar jugando junto a Ciganda. Aunque la germana, de 24 años, es actualmente la número 12 de la Orden de Mérito Europea, está es su segunda temporada como profesional y hoy se jugaba mucho. Y su inicio con doble bogey en los hoyos 1 (par 3 de 140 metros) y 2 (par 4 de 283) la iba a condicionar. Perdía el liderato, ya que su ventaja de dos golpes se convertía en desventaja de dos (-6) sobre la española.
La alemana lograba birdie en el hoyo 3 y la navarra fallaba con bogey en el 4 y ambas igualaban en el liderato. En el hoyo 5 Fuenfstueck cometía bogey (-6) y Ciganda remachaba con un seguro putt un gran birdie en el hoyo 6 (par 5 de 517 metros) y se colocaba de nuevo líder en solitario (-8) y en el 7, otro par 5 (430 metros) sumaba un nuevo birdie (-9).
Los nervios empezaban a pasar factura y Ciganda se iba al rough en el hoyo 11 y cometía bogey. Repitió error en el hoyo 13, pero fue el último fallo de la española. De ahí hasta el final surgió la Ciganda pegadora, perfecta con el drive y en las calles. Ciganda llegaba bien al borde trasero del green en su segundo golpe y en el tercero se pasaba del hoyo y le quedaba un putt final cuesta arriba de un metro y lo embocaba para cerrar con par un vuelta de 71 golpes para un total de 276 golpes (-8); a la tercera, tras ser segunda en 2017 y octava en 2018, llegabó la hora de la victoria.
Con el puño al aire y abrazada a su caddie y pareja, el estadounidense James Longman, Ciganda culmina un año extraordinario tras ganar con Europa la Solheim Cup.
La segunda mejor española fue la también navarra Beatriz Recari, en la décima posición, con una vuelta final de 71 golpes (par) para un total de 286 golpes (+2), un buen resultado en su primer torneo después de tres meses inactiva.