La Unidad de Guías Caninos se mudará a Valladolid en 2020

A.G.M.
-
La Unidad de Guías Caninos se mudará a Valladolid en 2020 - Foto: J.TAJES

El grupo policial lleva en unas dependencias de la base aérea de Villanubla desde su creación en 2006. Se mudará a un edificio de nueva planta sobre un solar municipal junto a la perrera

La Policía trasladará a Valladolid la sede de la Unidad Especial de Guías Caninos (UEGC) después de trece años ubicada en unas instalaciones cedidas a la Dirección General por el Ministerio de Defensa dentro de la Base Aérea de Villanubla. El nuevo ‘cuartel general’ del grupo policial estará al fin en la capital, en un solar municipal de 4.800 metros cuadrados, ubicado junto a la perrera; está en la zona sur, en un terreno situado entre el barrio de El Peral y la Ronda Exterior (VA-30), y a los que se llega por el Camino Viejo de Simancas.
El Ayuntamiento de Valladolid ya ha iniciado el procedimiento de segregación de esa parcela en el área dotacional ‘Villa Teresa’ para su posterior cesión al Ministerio del Interior, con destino a la nueva sede de la Unidad Especial de Guías Caninos. La UEGC opera bajo el mando de la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León, y es la encargada de intervenir en todos los servicios operativos que exijan las comisarías provinciales de esta Comunidad, así como en tareas de prevención de atentados; en el día a día de Valladolid y siempre que se celebra algún evento de relevancia o hay visita de autoridades en las demás provincias.
Se trata de una unidad que cuenta con 18 agentes y una subinspectora, que está al mando de la UEGC. Hay 18 perros, diez especializados en la detección de drogas y ocho en la de explosivos. Aunque las requisas positivas suelen estar vinculadas con los estupefacientes, el grueso del trabajo del grupo se centra en el campo de los explosivos, si bien el resultado de esas vigilancias «suele ser negativo», según detallan fuentes policiales. 
Los Guías Caninos visitan cada día el entorno de edificios oficiales (Cortes, Juzgados, Ayuntamiento, Diputación...), así como parkings subterráneos, grandes plazas y, en general, «zonas de gran afluencia de personas». Ahí buscan posibles explosivos, mientras que cuando se les comisiona para participar en un operativo antidroga de lo que se encargan es de descubrir cuáles son los escondites utilizados por los traficantes.
Jannis, Mira, Argos, Zou, Thor, Jaffa, Dino I, Bady, Zyntya y Tom son los diez perros policía de la UEGC que, además de las drogas, también están preparados para la detección de billetes, puesto que, según explican, «es un olor más». «Para ellos el trabajo es un juego, pero hay que tenerlos motivados», recuerdan  desde una unidad que se completa con los especialistas en la detección de explosivos: Cleo, Zeus, Rosca, Kiko, Kora, Pinta, Lula y Logan. Los 18 tienen entre siete meses y siete años, al límite de la edad de jubilación, que suele llegar a los ocho, «aunque algunos están hasta los nueve o diez», apuntan.
La UEGC llegó a la provincia en el verano de 2006 con una docena de perros. Su sede ha sido desde entonces, a préstamo, unos caniles ubicados en la base aérea militar  de Villanubla, a 17 kilómetros de la Plaza Mayor de Valladolid. Ahora, en la nueva sede se estará a solo siete kilómetros. Fuentes de la Policía apuntan que el objetivo es afrontar la mudanza en 2020, si bien el proyecto está «en una fase inicial». «Una vez estén los terrenos a nombre de la Dirección General, el Servicio de Arquitectura elaborará ya un proyecto (con un mínimo de 18 caniles, vestuarios y salas de reunión) y luego habrá que esperar a que se dote de presupuesto para la obra», explican.

La Unidad de Guías Caninos se mudará a Valladolid en 2020
La Unidad de Guías Caninos se mudará a Valladolid en 2020