Pellegrino: "Al Valladolid es difícil echarle mano"

D.V.
-

El técnico del Leganés ha recordado que el Pucela, a pesar de que es su primer año en Primera, trabajan con el mismo entrenador de la pasada temporada y eso "les da agilidad en sus automatismos y en la manera de jugar los partidos y afrontarlos"

El entrenador del Leganés, Mauricio Pellegrino, ha asegurado que no quiere pensar en los puntos que le valdrían a su equipo para lograr la permanencia y en si serían suficientes los seis logrados en el caso de ganar los siguientes dos partidos. "No hago ese tipo de cuentas, pienso en hacerlo mejor cada partido. No me gusta especular con los puntos, nos gusta mirarnos a nosotros mismos, tratar de hacerlo lo mejor que podemos cada semana. Ese es nuestro baremo, nuestro termómetro", ha declarado en sala de prensa antes de medirse al Real Valladolid.
"Cada partido es un pequeño gran paso. La situación ideal sería ganar dos partidos más en cadena, pero eso es mucho pedir pensando en el alto rendimiento. Tenemos que pensar en mañana y obviamente es un partido importante para nosotros. Va a ser muy difícil, somos dos equipos que estamos juntos pero tenemos nuestra posibilidad de mañana, en casa todos juntos, tratar de hacer un buen partido", ha dicho, en declaraciones que recoge Efe.
Preguntado acerca de si se imaginaba que los suyos estarían en la situación actual en este tramo de la temporada ha considerado que pueden darse por 'satisfechos' si se comparan con el arranque del curso, aunque cree que tienen 'muchas cosas para crecer': "Podemos seguir mejorando como plantel, como equipo, como rendimiento. ¿Por qué no aspirar a algo más?".
En relación a su posible continuidad en el banquillo blanquiazul, ha apuntado: "Tenemos que tener mucha precaución. Después del Girona nadie me preguntó si iba a seguir. Perdimos un partido de local y las preguntas eran si nos íbamos a asustar en el caso de perder el siguiente. Cuando uno gana tiene que seguir y cuando pierde hay un montón dudas, no podemos estar viviendo en este sube y baja".
"Como conozco el barro en el que nos movemos, tenemos que manejarlo con precaución hasta el final. Una cosa son los deseos y otra la realidad. Lamento no poder adivinar el futuro con respecto a lo mío. Quiero centrarme en el trabajo y ojalá llegue el tiempo en el que lo podamos hablar", ha añadido.
Sobre el rival, ha comentado que 'es difícil echarle mano porque se agrupa muy bien' y también crearles situaciones de gol: "A pesar de que es su primer año en Primera trabajan con el mismo entrenador desde antes y eso les da agilidad en sus automatismos y en la manera de jugar los partidos y afrontarlos".
Por lo que respecta a la introducción de posibles rotaciones, ha expresado: "Creo que del partido del Getafe a este hemos tenido cinco días, no habrá problemas para que jueguen todos. Mas difícil será lo del Alavés, al ser al mediodía tendremos menos de tres días y tornará mas difícil. Pensemos en este contra el Valladolid, que es lo más importante, y ya veremos quién llega bien al siguiente".
Pellegrino ha analizado además la situación de algunos nombres propios. Uno de ellos es el del portero Iván Cuéllar, de quien se rumorea que podría marcharse al contrario a partir de la próxima temporada. "Tenemos en este equipo muchos jugadores que terminan contrato. Los que terminan llegan los agentes con ofertas de otros clubes. Pasó anteriormente con Unai Bustinza, que hubo rumores. Yo me remito a lo que veo de mi jugador todos los días y el comportamiento de Cuéllar desde que iniciamos hasta hoy ha sido ejemplar", ha asegurado. "Es uno de los jugadores de más experiencia en el equipo, un espejo para los demás la manera en la que entrena y compite. Me agarro a esas cosas, no puedo controlar lo que se maneja desde fuera. Ha sido ejemplar el profesionalismo mostrado desde que llegué yo", ha completado.
Asimismo no quiso ponerle fecha al posible retorno del marroquí Youssef En-Nesyri, baja por lesión, y ha reconocido que tiene en cuenta el pasado en el Valladolid de José Manuel Arnaiz de cara a poder darle una oportunidad durante el enfrentamiento. "Lo que yo más miro es cómo están preparados los jugadores, cómo van viviendo las semanas. Y así y todo hay chicos que están bien pero tienen compañeros que están a un nivel mejor. Sí he pensado esa situación en el caso de José, que ha jugado allí. Ojalá que, si le toca, pueda tener un gran partido", ha manifestado.