Una Liga de transatlánticos y veleros

EFE
-

Barcelona y Real Madrid encabezan la lista de equipo de Primera División con mayor coste de plantilla con 671 y 641 millones de euros, respectivamente, y la cierra el Mallorca con poco menos de 30

Una Liga de transatlánticos y veleros - Foto: JUAN MEDINA

El Barcelona, con 671,4 millones de euros, el Real Madrid, con 641, y el Atlético de Madrid, con 348,5, encabezan la tabla del límite de coste de plantilla de la Liga Santander para la temporada 2019-2020, que cierran Granada y Valladolid por encima de 30 y Mallorca con 29,9.
LaLiga facilitó este lunes estos datos, que en LaLiga SmartBank sitúan al Girona con una disposición de 29,2 millones, al Rayo Vallecano con 19 y al Almería con 18,1, en las tres primeras posiciones. Mirandés, Ponferradina y Fuenlabrada ocupan las tres últimas con algo más de cuatro millones.
El límite de coste de plantilla es el importe máximo que cada club puede gastar en jugadores, cuerpo técnico -primer y segundo entrenador y preparador físico del primer equipo como plantilla inscribible-, además de filiales, cantera y otras secciones -como plantilla no inscribible-, según la normativa del control económico.
LaLiga explicó que en el límite de coste de plantilla deportiva inscribible y no inscribible se incluyen salarios fijos y variables, seguridad social, primas colectivas, gastos de adquisición -incluidas comisiones para agentes- y amortizaciones -importe de compra de los jugadores imputado anualmente en función del número de años de contrato del jugador-.
Cada club o SAD propone a LaLiga su límite de coste de la plantilla y luego el órgano de validación de ésta tiene que aprobar el límite propuesto o, en su caso, rectificarlo hasta el importe que garantice la estabilidad financiera del club.
LaLiga hace un cálculo de lo que pueden gastar los clubes, según sus ingresos para la temporada tanto de televisión como comerciales, que éstos le deben certificar-, y sus gastos de estructura que conoce por los datos de las auditorías. En el caso de esta temporada según los de las campañas 2016-2017 y 2017-2018, además de la auditoría del primer semestre de la pasada (2018-19).
LaLiga precisó que en las tres primeras semanas de mayo de cada año informa al club del límite de plantilla que tiene que tener; que los clubes pueden facilitarle información desde el 30 de abril y que permanentemente se está ajustando el límite de plantilla deportiva.
La solicitudes de los clubes no siempre corresponden con su límite máximo y éstas no implican que vayan a ser consumidas totalmente.
La normativa para delimitar los límites de coste de plantilla tiene en cuenta la situación de los clubes que hacen ampliaciones de capital, acorde a reglamento de juego limpio financiero de la UEFA, y también permite hacer una valoración de los jugadores para su contratación, en función de datos como el número de partidos disputados la temporada anterior e incluso la edad.
En caso de incumplimientos LaLiga procede a la apertura de expediente, que pueden cerrarse con multas o llegar incluso hasta la exclusión del club de la competición, como ocurrió la temporada pasada con el Reus.