La caravana de Amigos del Pueblo Saharaui partirá el lunes

Ical
-
La caravana de Amigos del Pueblo Saharaui partirá el lunes

La comitiva llevará 24 toneladas de alimentos y artículos de primera necesidad y busca "que la gente no se olvide del problema de los refugiados más antiguos del mundo"

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Valladolid ultima estos días la caravana humanitaria que el próximo lunes, 1 de abril, a las cuatro de la mañana, partirá rumbo a África con 24 toneladas de alimentos y artículos de primera necesidad hacia los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia.

Tras la caravana que partió el pasado mes de diciembre con idéntico fin, en esta ocasión desplazarán principalmente alimentos, pero también ropa, material sanitario, médico, protésico y óptico, material escolar, juguetes y otras cosas. Estas caravanas, que se organizan desde los años 90 periódicamente, son “básicas” según explicó el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Valladolid, Rufo Martín, ya que los refugiados saharauis “dependen totalmente de la ayuda que se les envía”.

El objetivo de la Asociación, según explicó, es “que la gente no se olvide del problema del Sahara”. “Estamos rodeados de personas que sí están implicadas, pero la sociedad en general, sobre todo las personas jóvenes, lo tienen un poco olvidado. Depende de los medios de comunicación si se da publicidad a ese asunto, porque se habla de los refugiados pero los saharauis son probablemente los refugiados más antiguos del mundo, pues llevan ya 43 años”, explicó.

Para reunir todo el material que ahora partirá rumbo a África, Amigos del Pueblo Saharaui ha contado en esta ocasión con la colaboración “desde particulares hasta empresas, instituciones o clubes deportivos”. Entre otros, Martín agradeció la ayuda de empresas como RDA o Parapapel, el Ampa del IES Parquesol, el restaurante Argales 2, la Universidad de Valladolid, El Corte Inglés, Ambuibérica, otras asociaciones de amigos del pueblo saharaui, como las de Segovia y Palencia, Médicos del Mundo, la asociación amigos de Gambia, Melvin Jones o los ayuntamientos de Tudela de Duero, Santovenia de Pisuerga o Villanubla.

Según explicó en declaraciones recogidas por Ical, las necesidades de los refugiados son “muy básicas”. “Lo que más se necesita es llevar alimentos. No es que se vayan a morir de hambre al día siguiente, antes viene la desnutrición. Cuando vas allí ves que la comida suele ser muy monótona, y que se abandonan a aquello que tienen más a mano. Es lo fundamental y todos las materiales que tienen que ver con la sanidad son también muy importantes”, recalcó.

En esta ocasión, parte del material que transportarán irá a parar a Médicos del Mundo, y la mayoría se lo entregarán a la Media Luna Roja Saharaui, que tras recepcionar el envío en el puerto de Argelia lo trasladan a sus instalaciones en Rabuni antes de distribuirlo por todos los campamentos en función de las necesidades que tengan constatadas.

Además de esta ayuda humanitaria, Martín también explica que se puede ayudar al pueblo saharaui a través de la cooperación al desarrollo con el apoyo para construir o para rehabilitar o mantener infraestructuras, y también a través del programa Vacaciones en Paz, de acogida de niños en familias de Valladolid los meses de julio y agosto, que cuenta con el apoyo de instituciones como la Diputación de Valladolid y los ayuntamientos de Valladolid y Medina del Campo.

“La base está en la colaboración de las familias que acogen en su cada a estos niños durante el verano para que tengan la experiencia de salir de los campamentos, de ver cómo es la vida en una sociedad ‘normal’, y que eso les sirva para que se les abra la mente y tengan la posibilidad de incluso estudiar en el futuro, algo que es muy importante”.

“A nivel anímico es fácil entender qué situación podrían tener si, estando en una tierra que no es suya, que les han prestado, en Argelia, todo el mundo se olvidara de ellos. Sería un desastre a nivel emocional desde todos los puntos de vista”, sentencia.