Dos detenidos y un investigado por el robo de 25 barricas

D.V.
-

El material robado, valorado en 27.000 euros, fue recuperado en una bodega de la denominación de origen Ribera del Duero

Dos detenidos y un investigado por el robo de 25 barricas

La Guardia de Valladolid ha detenido a dos personas, R.A.S.M. e I.I.S., de 25 y 21 años respectivamente, además de que investiga a F.J.L.LL., acusados de los delitos de robo y receptación de 25 barricas nuevas de roble francés de una bodega de la Ribera del Duero en la provincia de Valladolid, valoradas en 27.000 euros y que fueron recuperadas en otra bodega de la misma provincia y denominación de origen, según fuentes de la Benemérita.

Fue el pasado 9 de octubre cuando se denunciaron los hechos, momento en el que la Guardia Civil inició las investigaciones, que dieron como resultado la detención de los autores y la recuperación de las barricas. Tras el análisis de los primeros datos recabados por los investigadores, se observó que tras los hechos podría encontrarse un trabajador, que aprovechaba su posición en el organigrama en la bodega para sustraer las barricas.

Según la investigación, las barricas se sustrajeron entre los días 4 y 8 de octubre en pequeñas cantidades, y se transportaban en una furgoneta de la empresa para no levantar sospechas entre los demás trabajadores. Una vez identificado el supuesto autor de los hechos las pesquisas se dirigieron hacia la localización y recuperación de las barricas, que al ser un objeto con una finalidad concreta, llevaron a la realización de multitud de contactos y entrevistas con las bodegas, empleados y servicios vitivinícolas de la Ribera de Duero.

Las barricas fueron localizadas en otra bodega de la Ribera del Duero de la misma provincia, donde la investigación estima que uno de sus trabajadores inducía al hurto de las barricas al autor material del delito. Una vez robadas y cobradas de mano del propietario, ambos individuos compartían las ganancias. La Guardia Civil también ha investigado al propietario de la bodega que adquiría las barricas como receptador, ya que adquirió un material sobre el que, tras el limado de la serigrafía de las tapas y la carencia de documentos de venta, existían fuertes sospechas de su posible origen ilícito.