Radiólogos analizan en Valladolid la inteligencia artificial

ICAL
-

Reivindican la incorporación de esta tecnología que aseguran no sustituirá sus funciones pero sí mejorará su trabajo

La Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) celebrará en Valladolid entre mañana y el sábado las primeras jornadas sobre inteligencia artificial en España y en castellano. Los radiólogos reivindican la incorporación de esta tecnología que aseguran no sustituirá sus funciones, pero sí mejorará su trabajo, según informaron los organizadores de este encuentro en un comunicado.

“La radiología es una profesión muy compleja y que incluye muchas funciones, entre ellas el contacto con los pacientes y con los clínicos, que los sistemas de inteligencia artificial no pueden ejecutar”, indicaron. Algunos expertos e hablen incluso de que en un futuro próximo sustituirán al 80 por ciento de los médicos.

En ese contexto se enmarcan las II Jornadas científicas organizadas por la SERAM en colaboración con la American Roentgen Ray Society (ARRS), que se celebran del 4 al 6 de abril en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, las primeras que se realizan sobre IA en relación con la radiología en España y en castellano.

“A pesar de que la Radiología es una especialidad con un gran componente tecnológico y los radiólogos unos especialistas que se adaptan a todos los cambios en tecnología, el campo de la inteligencia artificial es complejo, muy cambiante y está evolucionando a una velocidad enorme. En este contexto, es difícil para un radiólogo poder abarcar este tema o incluso saber por dónde tiene que empezar a estudiar”, indicaron.

En opinión del doctor Pablo Valdés, permitirá a los profesionales de la radiología disponer de “más tiempo y energía para desarrollar tareas fundamentales en la radiología y centradas en el paciente, en una radiología cada vez más personalizada y que aporte valor más que cantidad”.

Al respecto, apuntó Valdés, los sistemas de inteligencia artificial integrados en las historias clínicas y en los sistemas de almacenamiento de imágenes facilitarán la detección de casos críticos para que se priorice su lectura, mejorará la comunicación de los hallazgos a los clínicos, permitirá el seguimiento de los hallazgos y su correlación radio-patológica y aportará soluciones específicas para todo el proceso asistencial del radiólogo. “De esta forma, los radiólogos deberán incorporar estas herramientas en su flujo de trabajo, pero siempre de forma controlada y crítica, conociendo sus limitaciones y supervisando los resultados”, añadió