Hugo López conquista Suecia

M.B
-
Hugo López conquista Suecia - Foto: M&F Foto

El vallisoletano mete a la selección sueca en el PreEurobasket por primera vez desde 2012

Hugo López descansa en casa. En Valladolid. Lo hace con la satisfacción de los deberes hechos. Sobre todo porque los ha hecho antes de tiempo. En octubre recibió la llamada de la Federación de Baloncesto de Suecia. Un cambio en la directiva de la misma hacía que quisieran variar el rumbo del combinado sueco y pensaron en el vallisoletano para ser su seleccionador. «Sé que hablaron antes con Laso -fue su ayudante durante cinco años- y con la Federación España para pedir referencias. Su objetivo era intentar estar en el Eurobasket de 2021 y cambiar la metodología del baloncesto de allí, donde gusta lo español», señala.
Y tras una breve charla, Hugo López no se lo pensó. Ya había dirigido en Guinea, Canadá y Angola, y, aunque es más del día a día, le atraía la opción de una selección.
En noviembre ya dirigió su primer encuentro como seleccionador sueco. Con pocos entrenamientos, charlas con los elegidos y con muchos encuentros con protagonistas suecos -incluidos los de la Liga del país- en su retina: «Fue un trabajo exhaustivo porque había que hacer un grupo de 16 jugadores y en apenas tres entrenos dar unas claves. Intentar que todo fuese sencillo».
La primera impresión fue extraordinaria. Suecia se impuso a Bielorrusia por 87-59. Seguía con opciones en el preclasificatorio del Eurobasket pese a una primera derrota ante Dinamarca. «Al descanso ya había jugado los 12 elegidos y eso, para ellos, fue una sorpresa, porque estaban acostumbrados a ‘tirar’ solo de 8-9 hombres», recuerda.
La segunda incursión fue hace una semana. De nuevo tras muchos kilómetros, vídeos y charlas. Con la clasificación en juego. Y varios handicaps. No podía contar, como ya sabía, con Jeffery Taylor (Real Madrid), Marcus Eriksson (Gran Canaria) y Jonas Jerebko (Golden State Warriors). Y en las semanas previas perdió a tres jugadores clave, entre ellos su ‘5’ titular, Simon Birgander (Joventut).
«Tuvimos que cambiar los planes, hacer pequeños ajustes y sobre todo trabajar el aspecto psicológico», señala. Suecia ganó a Dinamarca, perdió con Bielorrusia y se metió en el clasificatorio, saltándose la repesca, a la que parecía abocada: «Fue todo satisfacción; personal pero sobre todo grupal. En Suecia el baloncesto es el cuarto deporte y están peleando por crecer. Esto abre el camino a la hora de vender la marca».
El combinado sueco sabrá antes de verano con qué selecciones se jugará estar en el Eurobasket 2021. De las 32, 24 se clasificarán. «Suecia llevaba seis años sin estar en un clasificatorio», recuerda el vallisoletano, que tiene previsto reunir a su selección en agosto, en una especie de stage de preparación, en el que confía poder contar con los NBA y los Euroliga suecos: «Sería muy importante a la hora de hacer grupo».
Ahora, ya en casa, sigue trabajando. Y con la puerta abierta a algún club: «Incluimos la opción de compatibilizar un equipo y selección».
Un extenso CV. El vallisoletano fue primero entrenador ayudante, tanto en la LEB como en la ACB, llegando con Pablo Laso a un Real Madrid que ganó Liga, Copa y Europa League. En 2014 comenzó a ‘volar’ solo, pasando por Malabo Kings de Guinea Ecuatorial; por el Fuenlabrada en ACB; por los Halifax Hurricanes de Canadá y por el Clube Recreativo Desportivo do Libolo de Angola. Con estos dos últimos ganando las Ligas de sus países.