scorecardresearch

Valladolid, Laguna y Arroyo lideran el estallido de casos

A. G. Mozo
-

La capital y los dos municipios del alfoz aglutinan el 75% de los 6.500 casos notificados en lo que va de diciembre. La incidencia entre los veinteañeros se acerca a los 3.000, mientras se contiene en los mayores de 60 gracias a la tercera dosis

Vacunación con tercera dosis en el Miguel Delibes. - Foto: J. Tajes

La sexta ola de la pandemia avanza fuera de control en Valladolid, con los casos de covid desbocados y llegando a cifras nunca vistas hasta ahora durante una crisis de la que solo se libran por el momento los hospitales, que resisten agarrados al salvavidas de la vacunación. La responsabilidad individual, el uso de la mascarilla y la tercera dosis se antojan como única escapatoria a esta virulenta sexta ola de la que se están empezando a librar ya los mayores de 60, los únicos (junto a los sanitarios) a los que se les ha administrado el refuerzo vacunal. Porque el resto de grupos de edad sufren severos incrementos de la incidencia, a la espera de ver qué destrozo provoca en la situación epidemiológica una Navidad que irrumpe entre test de antígenos y el miedo a las dos rayitas.

Noviembre abrió la puerta a la sexta ola con apenas 2.000 nuevos positivos (que ya septuplicaban lo de octubre), pero la eclosión se ha producido en un diciembre que ya suma 12.000 infecciones y que volverá del fin de semana de Nochebuena y Navidad convertido ya en el peor mes de la pandemia, cuando se superen con seguridad los 12.656 que hubo en todo enero. Si el ritmo de irrupción de contagios de las dos primeras semanas de este pésimo diciembre ya se acercaba los 300 diarios, durante la última semana la situación ha ido empeorando de tal modo que ya son más de 500 diarios, saltando el miércoles 22 hasta los 1.424 positivos en un solo día y el jueves 23 a 1.801, registros nunca visto en casi dos años de coronavirus y que es el más doble de lo que hubo, por ejemplo, en todo septiembre.

CIFRA RÉCORD

La tasa provincial de incidencia acumulada también está en récord de la pandemia y la proyección es que Valladolid se presente en fin de año con una IA 14 días de más de 2.500 casos por 100.000 habitantes. Por encima de los 1.916 de incidencia notificados el jueves se sitúa ya la capital (1.983), así como los dos grandes municipios del alfoz: en Laguna están en 2.938, con una proyección que prevé unos 4.100 positivos por 100.000 dentro de una semana; y en Arroyo se encuentran ligeramente por encima de los 2.629 de IA 14 días, con un cálculo que habla de 3.600 de incidencia para despedir el año.

Valladolid (capital), Laguna de Duero y Arroyo de la Encomienda viven una explosión de contagios que les ha llevado a aglutinar tres de cada cuatro casos de diciembre; suman casi 5.000 de los 6.500 comunicados los últimos siete días. Un cúmulo de positivos que supera la ratio demográfica, ya que estos tres municipios suman en torno al 60% de la población provincial.

Solo durante la última semana, Valladolid suma 4.023 infecciones, por las 468 de Laguna y las 370 de Arroyo. Medina del Campo declara 258; La Cistérniga, 119; Zaratán, 100; Simancas, 86; Tordesillas, 84; Tudela de Duero, 73; Cigales, 71; y Boecillo, con 52.

La incidencia por grupos etarios, por su parte, ofrece ya cambios y son los veinteañeros los que están en tasas más elevadas ahora (2.744), seguidos de los grupos de 30 y 40 años, mientras que se empieza a frenar la eclosión que hay en niños y adolescentes, y se contiene entre los mayores de 60, gracias a la vacunación.