Imputado por vender las joyas que robó un amigo a su madre

D.V.
-

La Guardia Civil investiga al autor de la venta, de 19 años, pero deja exento de responsabilidad al autor material de la sustracción, menor de edad

Patrulla de la Guardia Civil de Valladolid.

La Guardia Civil de Valladolid, en el marco de la Operación Boyrings, ha procedido a la investigación de D.D.D., de 19 años y vecino de Valladolid, por vender joyas que había robado el hijo menor de la víctima.

La investigación se inicio tras una denuncia presentada en el cuartel de Zaratán por una vecina de Villanubla en la que ponía en conocimiento que le habían hurtado de su domicilio unas joyas valoradas en más de 600 euros, informa el Instituto Armado a través de un comunicado remitido a Europa Press. En la inspección ocular del domicilio se observó que no se había producido ningún tipo de daños, ni se había forzado la entrada al mismo, así como que no existían otros indicios que pudiesen aclarar los hechos. Por ello una de las líneas de investigación de La Guardia Civil se centró en el entorno familiar de la denunciante.

De igual manera se estableció un control del destino de los efectos sustraídos, examinando la venta de estos productos en los canales que existen (establecimientos autorizados), realizando en este sentido numerosas inspecciones. Fruto de estas gestiones se localizaron y recuperaron la totalidad de las joyas, que habían sido vendidas por el ahora investigado, al cual se las había proporcionado el hijo menor de la víctima, al objeto de conseguir dinero para la compra de sustancias estupefacientes. El hijo menor de la víctima está exento de responsabilidad penal al ser un familiar descendiente directo y mismo domicilio y tratarse de un supuesto un delito contra el patrimonio.