Industrias Maxi gana el XVIII Premio Familia Empresaria

Ical
-

El jurado destacó la apuesta por la innovación de las cinco familias que fundaron esta firma vallisoletana hace 50 años

Industrias Maxi gana el XVIII Premio Familia Empresaria

La asociación Empresa Familiar de Castilla y León ha concedido su XVIII Premio Familia Empresaria de Castilla y León a los propietarios de Industrias Maxi, compañía vallisoletana dedicada al diseño y fabricación de bienes de equipo.

El jurado destacó en su fallo el "consenso, la unión, la tenacidad y el afán de superación de los propietarios de Industrias Maxi", así como la implantación de un protocolo familiar que regula la gobernanza de la empresa y que ha posibilitado que la compañía esté actualmente gestionada por la segunda generación de las cinco familias que la fundaron hace 50 años.

Otro de los elementos valorados por el jurado fue la apuesta por el largo plazo de los propietarios de Industrias Maxi a lo largo de toda su trayectoria, y que quedó patente con la inversión de siete millones de euros realizada en el año 2008 para construir unas nuevas instalaciones y comprar maquinaria moderna, con el objetivo de seguir creciendo y crear nuevos puestos de trabajo.

Esta visión de futuro de Industrias Maxi también se concretó en una diversificación de su actividad para introducirse en nuevos sectores, especialmente el eólico, lo que permitió a la compañía estar preparada para hacer frente a la crisis económica vivida hace unos años y poder superarla.

El jurado también destacó el carácter innovador de Industrias Maxi, que ha pasado de nacer como un pequeño taller en el que fabricaban piezas a demanda de los clientes, a erigirse como una empresa de soluciones llave en mano que diseña y fabrica instalaciones completas. Además, según se destaca desde Empresa Familia de Castilla y León, actualmente, y con la incorporación a su estructura de un completo Departamento de Ingeniería Automática y Robótica, se ha convertido en un referente en el ámbito de la industria 4.0, con una amplia presencia internacional de sus producciones.

Todo ello ha permitido a esta empresa familiar triplicar su plantilla en menos de 10 años, pasando de los 50 empleados de los que disponía en 2010 a los 155 con que cuenta de media en la actualidad, el 83 por ciento con contrato indefinido. Además, en ese periodo ha incrementado su facturación, de los 7 millones del año 2010 a los 19,5 con los que prevé cerrar este ejercicio.

Asimismo, su anticipación en la elaboración de un Plan de igualdad, antes de que fuera obligatorio fue otro de los factores valorados por el jurado de la trayectoria de Industrias Maxi, al igual que su implicación en el desarrollo de la FP Dual a través de su Escuela Maxi.

El jurado de la XVIII edición del Premio Familia Empresaria de Castilla y León estuvo integrado por Manuel Rubio, director territorial de Unicaja Banco en Valladolid, entidad que patrocina esta edición, así como por Rosa Cuesta, directora general de Política Económica de la Junta de Castilla y León; David Esteban, secretario general de Cecale; Víctor García, director del Consejo Regional de Cámaras de Comercio; José Luis Zurro, socio de Garrigues; Elena Escudero, vicerrectora de Economía de la Universidad de Valladolid; Alberto Cagigas, director de la revista Castilla y León Económica, y, José Luis Sánchez, miembro de la familia Sánchez Sánchez, propietaria de Jamones Aljomar, galardonada en la anterior edición.